fbnoscript
28 de noviembre de 2013 | #1295

Marea Popular y la Darío Santillán con el Movimiento Evita: ¿kirchneristas tardíos?

La foto de Itai Hagman y Manuel Bertoldi -dirigentes de Marea Popular y el FPDS-CN (Frente Popular Darío Santillán- Corriente Nacional), respectivamente-, en primera fila durante el discurso de Emilio Pérsico en el IV Congreso Nacional del Movimiento Evita, realizado el 17 de noviembre pasado, despertó enormes rechazos en el activismo platense.

La cercanía del FPDS-CN con posiciones políticas del kirchnerismo no es una novedad. Han apoyado más o menos críticamente la ley de medios y la nacionalización trucha de Repsol, entre otras medidas del gobierno. Su presentación electoral en La Plata con boleta corta llamaba a cortar boleta en los otros cuerpos, sin distinguir entre votar diputados nacionales de la izquierda o del kirchnerismo.

Sin embargo, una actividad política junto al Evita -a menos de un mes de las elecciones, en el punto de mayor pérdida de apoyo político del gobierno- no deja de ser significativo.

En vez de sacar las conclusiones de la inmensa votación del Frente de Izquierda y del PO en Salta, de la oportunidad histórica de superar el sometimiento de los trabajadores argentinos a un movimiento nacionalista de contenido burgués que nos ha llevado a terribles retrocesos y derrotas, estos chavistas argentinos apuestan a meterse en la interna oficialista desatada luego de la derrota electoral.

Sucede que, en este congreso, el Evita no ha reeditado su apoyo por Scioli, sino que ha coqueteado con "un candidato propio para 2015". Este guiño le alcanzó a Marea y la Santillán para iniciar un meloneo, hablando de "los movimientos sociales" y el "campo popular".

Desde ya, que estas categorías se vacían de cualquier contenido si se usan para describir al Movimiento Evita, pieza clave en la cooptación estatal y la regimentación social kirchnerista.

En el año 2005, Pérsico fue parte del gabinete de Felipe Solá -uno de los responsables de la Masacre del Puente Pueyrredón. Luego, apoyaron al derechista Scioli y fueron arquitectos y capataces de esa precarización laboral en gran escala que es el programa Argentina Trabaja. En la ciudad de La Plata, el Movimiento Evita ocupa la jefatura de Gabinete del inundador Pablo Bruera y es responsable del manejo arbitrario de las donaciones que llegaron tras el 2 de abril.

El camino de Sabbatella

Muchos militantes y simpatizantes del FPDS-CN han votado por los diputados del Frente de Izquierda, y festejaron las bancas conquistadas y el triunfo en Salta. El discurso de "apoyar lo bueno y criticar lo malo" y "terciar en un gobierno en disputa" ya lo han desarrollado el PC y Nuevo Encuentro de Sabbatella. En el caso de ellos, fue el paso previo a una disolución en el kirchnerismo y su neutralización como alternativa, al quedar entrampados en el apoyo a las estructuras del PJ y la burocracia sindical.

Los compañeros de Marea y la Santillán tienen una perspectiva triste por este camino. Terminemos con el seguidismo histórico a los partidos patronales, abriendo un curso verdaderamente nuevo de independencia de clase, por un gobierno de los trabajadores y por la unidad socialista de América Latina.

Compartir

Comentarios