fbnoscript
19 de diciembre de 2013 | #1298

Jornada nacional de lucha

Por Varias firmas
Central de Trabajadores Argentinos - Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero - Multisectorial (MST - CCC-FNC - FUA - Pueblos originarios en lucha)

A doce años de la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre de 2001, que marcó una etapa en la lucha de los trabajadores por la emancipación, recordamos a los compañeros asesinados en dicha gesta marchando del Congreso a Plaza de Mayo por las siguientes reivindicaciones: ocho mil pesos de salario mínimo, vital y móvil para todos los trabajadores; por el 82% móvil para los jubilados; doble aguinaldo para activos y jubilados, y para el plan “Argentina Trabaja”; reapertura inmediata de paritarias y bono de fin de año; vigencia del convenio principal y pase a planta de tercerizados y precarios; el salario no es ganancia, abolición del impuesto al salario; ningún despido ni suspensión, estabilidad laboral; universalización de las asignaciones familiares, no a los topes, duplicación del monto de las asignaciones familiares y de la Asignación Universal por Hijo; absolución de los presos de Las Heras; desprocesamiento de todos los luchadores.

La inflación, que supera el 30%, está pulverizando los ingresos de millones de trabajadores y jubilados. Los acuerdos de los gobiernos provinciales que elevan los básicos de la policía entre los 8 y hasta 10 mil pesos a las fuerzas represivas, causan conmoción entre todos los trabajadores, con las mismas necesidades, a menudo, reprimidos por esas fuerzas policiales. Esto, cuando el gobierno niega bonificación alguna de fin de año y pretende topes del 20% en paritarias que significarán una desvalorización histórica del ingreso popular, en medio de un curso devaluatorio de la moneda, de aumentos de tarifas e impuestos, enormes aumentos de combustible y fracaso total de toda contención de precios. Se prioriza un nuevo ciclo de endeudamiento y entrega de recursos estratégicos a cambio de ajuste. Una vez más, se descarga de manera brutal la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.

Repudiamos el uso de la gendarmería para el control social, como toda represión a las luchas obreras y populares, repudiamos cualquier curso represivo por parte del poder político.

Por todo ello, convocamos a todo el movimiento obrero a partir de asambleas en los lugares de trabajo para defender nuestro salario y puestos de trabajo, y en ese camino a ganar las calles el 19 de diciembre por las reivindicaciones planteadas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios