fbnoscript
19 de diciembre de 2013 | #1298

El Perro y el Pollo

En el acto de Izquierda Socialista, en Atlanta, se anunció la formación de un bloque sindical entre el Perro Santillán y el Pollo Sobrero, que incluiría una gira nacional de ambos dirigentes y la posible realización de un Congreso de activistas para alguna fecha a determinar del año que viene. ¿En qué perspectiva política se inscribe esta iniciativa, cuando el Perro compitió contra el Frente de Izquierda, en Jujuy, con una plataforma ajena a la lucha de clases? Santillán apadrinó una lista integrada por su hija y por el grupo de Gabriela Arroyo. Si bien el Frente de Izquierda superó holgadamente a esta lista del Perro Santillán, también es cierto que ésta le restó los pocos votos que le faltaban al Frente de Izquierda para ingresar a la Legislatura local. La política del Perro Santillán fue claramente divisionista.

La lista jujeña del Perro Santillán contó también con el auspicio de Marea Popular y la Darío Santillán. Estas fuerzas acaban de anunciar que formarán una "tendencia nacional de la izquierda independiente" que buscará su personería electoral nacional para el 2015. No sabemos -porque sus protagonistas no se han tomado el trabajo de aclararlo- si este anuncio de Marea Popular equivale a la ruptura de su alianza con Claudio Lozano. Los resultados electorales de Marea estuvieron lejos de ser satisfactorios. Mientras tanto, Marea Popular no abre la boca para denunciar las andadas de su ex compañera de lista María América González, que ha conseguido un puestito en la Defensoría del Pueblo votando junto a Macri.

Como en la elección pasada, el Perro Santillán, Marea Popular y la Darío Santillán no cesaron de aclarar que ellos son distintos a la "izquierda tradicional", la cual no habría entendido el ‘fenómeno' kirchnerista. El triunfo político del Frente de Izquierda los ha afectado en la raíz. Han emprendido su distanciamiento de los K, para reacomodar su antagonismo con la izquierda clasista. Lo que faltaría a este bloque es la adhesión de Zamora, que para el caso dejará de lado el asambleísmo verborrágico. Zamora, que viene de una gran derrota, ha jugado en la Ciudad de Buenos Aires el mismo papel divisionista que el Perro Santillán en Jujuy.

La unidad es útil, dependiendo de la política a la que sirve.

Compartir

Comentarios