fbnoscript
13 de marzo de 2014 | #1305

Una reacción obrera en marcha

Chaco

chaco una reaccion obrera en marcha

Una enorme movilización de trabajadores estatales -agremiados en UPCP, de más de cinco cuadras de extensión, reclamando por el salario y contra la precarización laboral-, fue el hecho de la semana. Los estatales reclaman 3.000 pesos de emergencia para todas las categorías y se oponen al archivo de la ley de pase a planta -por la cual miles deberían haber pasado a planta de acuerdo con la ley, al día de hoy. La masividad de la marcha de los estatales marca una tendencia: los docentes pararon esta semana, además de las 48 horas de Ctera, otras 24, en un paro de Atech y Sitech de fuerte acatamiento. Los judiciales van al paro por 48 horas la semana próxima. Ha fracasado el intento de contener las paritarias judiciales y docentes imponiendo aumentos del 25%.

Al mismo tiempo, los trabajadores del Hiper Libertad vienen bloqueando los ingresos para frenar despidos. Los de Radio Chaco se movilizan el 12 por la reapertura de la radio y en defensa de los puestos de trabajo. El ataque a los trabajadores se completa con los despidos en puerta en el frigorífico Gran Chaco -ex Toba-, en el cual más de 200 operarios están sin cumplir tareas, debido a que la Fiduciaria del Norte -dependiente del Estado- paralizó la operación.

El PO interviene en este cuadro con un programa cuyos puntos fundamentales están contemplados en el proyecto de ley del Frente de Izquierda: salario igual a la canasta familiar (9.000 pesos), prohibición de los despidos y las suspensiones y 3.000 pesos de emergencia para paliar la inflación. Nuestra declaración provincial, proponiendo la huelga general contra el ajuste, tuvo una enorme recepción en la movilización de UPCP y en los lugares de trabajo.

El gobernador, en su discurso de apertura de sesiones, declaró que la provincia tiene "más de 105 mil empleados públicos" cuando otras se manejan con 17.000. Anunció el cumplimiento a rajatablas de la ley de responsabilidad fiscal, aunque -eso sí- construyendo una megaobra para albergar a la Legislatura provincial y garantizando un endeudamiento en dólares para "obras de infraestructura" que va a quebrar a la provincia. La amenaza de despidos masivos está en ejecución, con la excusa de "limpiar" áreas de funcionarios que renuncian.

¿Cómo enfrentar este ataque? Diferentes sectores patronales -hasta la UCR- buscan "colgarse" de la movilización popular, pero es la misma política que llevan adelante los propios radicales en sus intendencias.

La política oficial es desplazar del gobierno a todo un sector cooptado por Capitanich. El Partido de la Victoria renunció al Frente Chaco merece más. El planteo de estos sectores -reivindicar a Capitanich contra su vice- lleva a un callejón sin salida, porque el propio Capitanich es quien encabeza el ajuste a nivel nacional.

Más que nunca hay que oponerle al gobierno el desarrollo de una alternativa independiente de los trabajadores. Defendemos la propuesta de la huelga general en toda la provincia, para imponer los reclamos. Una paritaria cortada en rodajas, a la cual lleva la política de la burocracia, es la vía para aislar a los sectores combativos y llevarlos a la derrota. Las huelgas en curso, por el contrario, están creando las condiciones para una huelga unificada, que dejaría planteado un cambio de orientación política en la provincia para superar a los gobiernos del hambre y la miseria salarial.

Juan García

Compartir

Comentarios