fbnoscript
4 de septiembre de 2014 | #1330

Grave cadena de accidentes

ATUCHA II

Grave accidente en Atucha 2

A un par de meses de los anuncios del gobierno sobre la puesta en servicio de la central nuclear, somos los trabajadores quienes pagamos con nuestra salud el arranque sin las condiciones de seguridad necesarias. Todo para emparchar un relato que se cae a pedazos y habilitar políticamente el acuerdo con China en el sector nuclear, endeudamiento mediante.

En esta etapa ya se han sucedido varios accidentes, cada vez más severos. El último, el viernes 22, producto de un cortocircuito durante una tarea de rutina en un tablero eléctrico, que tenía pedido de cambio, un compañero se encuentra con diagnóstico reservado.

Estos accidentes van en aumento, producto de las presiones del gobierno y de la gerencia por generar electricidad, sea como sea, y a la par cumplir con un exigente cronograma de pruebas faltantes. Víctimas del abuso

Los trabajadores son extorsionados por la gerencia que actúa como correa de transmisión del ministerio de De Vido y Matranga. Chantajean a los trabajadores con el cierre de la planta y la pérdida de los puestos de trabajo, para que continúen con las tareas en estas condiciones y no denuncien los faltantes de seguridad y otros. Los trabajadores han soportado esta situación a la espera de que el gobierno termine su fiesta inaugural y el control de la central pase a manos de la gerencia operativa, que prometió terminar con esas prácticas. Pero arrancar a cualquier costo aumentó el peligro, ya que ahora se trata de un reactor en servicio.

Los compañeros están percibiendo que esta política lleva a un callejón sin salida, ya que con los accidentes no sólo corren riesgo los puestos de trabajo sino también su salud y la de la población.

Tanto los dirigentes de ATE, como los de Luz y Fuerza, actuaron colaborando con la política oficial instando a los trabajadores a cumplir y a felicitarlos por el arranque de la central, cuando sabían del riesgo. Lejos de defender las condiciones laborales y un proyecto de explotación a largo plazo de la central, actuaron como órganos del gobierno ¡ATE hasta llego a pedir una cuarta central de agua pesada, en línea con la compra del gobierno a los chinos!

Plantarse

En este cuadro, la única opción viable es enfrentar el abuso, la política del corto plazo y del "sea como sea". Para ello es necesaria la organización independiente de los trabajadores, y poner como prioridad la seguridad. Llamamos a los trabajadores de Atucha, del sector nuclear y a la población, a tomar este problema en sus manos. Por la organización de comisiones de seguridad con compañeros elegidos por sector.

Andrés Tomzoe

Compartir

Comentarios