fbnoscript
4 de septiembre de 2014 | #1330

Santiago del Estero: una gran campaña, una buena elección

10482484_10204783676215998_242029207502454795_o

Superficialmente, el resultado de las elecciones municipales en Santiago del Estero no movió el tablero político: gran mayoría de municipios gobernados por el zamorismo, salvo La Banda (segunda ciudad, gobernada por el massismo) y la localidad de Pinto (3.500 habitantes), gobernada por Unen. Sin embargo, se han procesado algunos fenómenos.

En Santiago Capital, el zamorismo retuvo la intendencia con el 50% de los votos. Unen salió segundo para intendente con un 20%, dentro de los márgenes que viene obteniendo desde 2010, pero en cuatro listas separadas para el Concejo, lo cual dejó segundo al PRO. Tres de las cuatro colectoras de Unen (Libres del Sur, PS y Acción por la República), terminaron sin bancas.

En La Banda, donde el zamorismo apuntó todos sus recursos, ganó el candidato de Chabay Ruiz, actual intendente, massista, por más de diez puntos de ventaja.

Aunque el zamorismo ratificó la mayoría aplastante de las intendencias, los opositores nacionales al kirchnerismo lograron hacer pie en la provincia, en especial Massa y el PRO (su candidato es un empresario de la noche). Scioli, el candidato más taquillero del kirchnerismo, apadrinó una lista que apenas logró el uno por ciento.

Nuestros resultados

El Frente de Izquierda (IS-PO) obtuvo un 4% en Santiago capital y un 2% en La Banda). Son resultados ligeramente menores a las elecciones legislativas de octubre pasado, pero superiores a los de la elección de gobernador en noviembre.

En Capital superamos al PS y al MST (al cual duplicamos); en La Banda superamos al Unen y también al MST (último, con 0,5%).

Nuestra campaña tuvo una amplia difusión, a nivel de agitación callejera, distribución de decenas de miles de plataformas y una presencia visible en parte de los medios locales. La visita de Jorge Altamira tuvo una gran repercusión provincial, incluso en medios que tradicionalmente nos censuran.

La campaña sumó a un importante sector de nuevos militantes y simpatizantes, y compañeros provenientes de otros partidos de izquierda y centroizquierda, de hospitales, la docencia, la universidad y fábricas locales. Esto nos permitió abrir un nuevo local en La Banda.

La tarea, ahora, es consolidar y desarrollar este crecimiento partidario y organizar fuertes delegaciones al Encuentro Nacional de Mujeres en octubre y, en noviembre, al Congreso por la unión de la izquierda y el movimiento obrero.

Maximiliano Jozami

Compartir