fbnoscript
8 de octubre de 2015 | #1384

No a la destrucción de las jubilaciones

Movilizaciones en varias provincias

Ha comenzado una movilización, en varios puntos del país y después de mucho tiempo, contra la destrucción de las jubilaciones. A la cabeza se encuentra la lucha de los estatales santafesinos y, en particular, la de los 3.000 docentes de Rosario, que salieron a la calle para rechazar el proyecto motorizado por el oficialismo y la oposición (PJ, UCR, "socialismo") en la Legislatura provincial. A esta movilización se han sumado en estos días, trabajadores de La Pampa y de Tierra del Fuego, que levantan un pliego similar, frente a las mismas amenazas. El reclamo de los trabajadores y jubilados de Santa Fe (una de las provincias donde el haber jubilatorio es más elevado) es que no se reduzcan sus actuales niveles jubilatorios y que no se les siga aumentando el porcentual de aportes de los activos, como prevé el planteo de los legisladores y del gobierno provincial, con el argumento de que las cajas están con un alto déficit, lo que ha sido rechazado por el conjunto de los gremios locales.

La Pampa, el mismo camino

Esta orientación es la misma que propuso el presidente del Instituto de Seguridad Social de La Pampa, Miguel Antonio Tavella, y que cuenta con el aval del gobierno provincial del Frente para la Victoria. El planteo es, en lo inmediato, subir dos puntos el aporte de los trabajadores y, luego, pasar la Caja de Jubilaciones a la órbita nacional.

Los gremios y los jubilados comenzaron una movilización por el tema y rechazaron la "armonización previsional" -o sea ceder la caja, porque eso supondría que los jubilados, tanto los actuales como los futuros, pierdan la actual movilidad y el 82 por ciento.

Tierra del Fuego, con agravantes

En Tierra del Fuego, con el mismo argumento del déficit, el gobierno provincial todavía no ha pagado una franja de las jubilaciones del mes pasado.

El lunes último de septiembre se realizó una gran movilización en Ushuaia hasta las puertas de la Casa de Gobierno para reclamar la regularización en los pagos de las jubilaciones y las deudas previsionales que se mantienen con los jubilados.

En la concentración, dirigentes sindicales advirtieron que el nuevo gobierno provincial del Frente para la Victoria estaría preparando, "maniobras para licuar las deudas y la posibilidad cierta de ‘armonizar' la caja de jubilaciones", es decir pasarla a manos de la Anses y reducir los montos jubilatorios que, en este caso, tienen un plus que deriva del incentivo que se dispuso en su momento para poblar Tierra del Fuego y por el altísimo costo de la canasta y los alquileres.

En esta nota:

Compartir

Comentarios