fbnoscript
8 de octubre de 2015 | #1384

Cutral Có: con un pie en el Concejo

El Frente de Izquierda ha obtenido un importantísimo resultado en las elecciones municipales de Cutral-Có. Con el 6,3 por ciento de los votos en la categoría intendente, se coloca como la tercera fuerza del municipio. Relega al cuarto y al quinto lugar al ex funcionario municipal Guillermo Mercado -candidateado por una alianza entre Nuevo Encuentro y la CC-ARI- y al ex intendente Eduardo Benítez, de la UCR. El FIT, con el 6,6 por ciento de los votos en la categoría de concejales, disputa -con el Frente para la Victoria- la novena banca del Concejo Deliberante. Cuál de las dos fuerzas será la que ocupe la novena banca, terminará de saberse una vez finalizado el escrutinio definitivo. 
 
La elección consagra a José Rioseco, del FpV, como el nuevo intendente de Cutral Có. Con los 12 puntos que le aportan sus cuatro colectoras, una de ella del partido macrista de Pechi Quiroga, Rioseco suma el 48,5 por ciento de los votos. En segundo lugar se ubica Contardi del MPN, que llega al 36 por ciento cuando se le suman los votos de sus dos colectoras.
 
Los resultados del Frente de Izquierda deben valorarse a la luz del fraude político de las colectoras y las listas espejos, de las que se valieron los K y el MPN. Es gracias a ese mecanismo que el FpV disputa la novena banca del Concejo Deliberante con el Frente de Izquierda. Por otro lado, la gran elección de la izquierda irrumpe a pesar del enorme aparato clientelar desplegado por el FpV. El mismísimo día de la elección fueron detenidos un grupo de punteros de Rioseco que se encontraban comprando votos en las puertas de un colegio. 
 
La campaña desenvuelta por el PO, levantó el planteo de la necesidad de una "renovación de la política de Cutral-Có". Los cuatro candidatos a intendente que competían con el FIT, fueron parte de los gobiernos capitalistas de Cutral Có en los últimos 20 años. La "renovación" golpeaba contra esos candidatos, responsables directos del agravamiento de la crisis social en el municipio. En la comarca petrolera, la desocupación supera el 10 %, existe un enorme déficit habitacional, se multiplican los despidos en el petróleo y emerge una profunda descomposición social, vinculada a la proliferación del negocio del narcotráfico. En este caso, el planteo de la "renovación", lejos de tener un carácter etario o marketinero, tuvo un contenido revolucionario. 
 
Vinculado con eso, nuestra campaña desenmascaró la orientación social del gobierno de Rioseco y brindó un programa obrero y socialista de salida a la crisis municipal. En oposición a los subsidios y créditos a las patronales vaciadoras, defendimos la reorientación de la renta del Ente Autárquico Intermunicipal (Enim), el ente que concentra los fondos del yacimiento El Mangrullo. Con un proyecto de ordenanza, planteamos un crédito del Enim destinado a la renovación tecnológica de la fábrica de ladrillos Stefani, que se encuentra bajo gestión cooperativa. Vinculamos la defensa de la fábrica con el impulso de un plan de viviendas populares, que sanee el déficit habitacional y genere puestos de trabajo. 
 
La campaña, no solo ha dejado un importante núcleo de compañeros docentes, telefónicos y petroleros organizados junto al PO. A su vez, ha colocado al Frente de Izquierda como la fuerza que se postula para terciar en la crisis social y política que se incuba en la comarca petrolera. Seguiremos hasta el final la pelea por el ingreso de Francisco Sánchez, el dirigente del PO cutralquense, al Concejo Deliberante.

Compartir

Comentarios