fbnoscript
15 de octubre de 2015 | #1385

"El FIT siempre denunció el saqueo y la contaminación"

Damián Pessolano, activista ambientalista y candidato a concejal de Perito Moreno
Entrevistamos a Damián Pessolano, incansable luchador de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Perito Moreno (Santa Cruz) y candidato a primer concejal por el PO en el Frente de Izquierda.
 
-¿Qué opinás del drama ambiental que viven los compañeros de Jáchal a causa del enorme derrame de solución cianurada en la cuenca del río?
 
-Es una de las tantas consecuencias que los ambientalistas de todo el país venimos alertando respecto de la megaminería, tanto a cielo abierto como en galerías. Lo aclaro porque, si bien el principal riesgo de este tipo de actividad extractiva radica en la sopa química que se usa para separar el mineral de la roca que, además del oro, moviliza metales pesados a cursos de agua y los miles de millones de litros de agua que se usa para tal fin como principal riesgo; no es el único: se utilizan explosivos en gran cantidad, se modifican ecosistemas y paisajes, etc.
 
Esto pone en claro que los funcionarios de nuestro país privilegian solamente estos intereses económicos y saqueadores de las megamineras que ponen en riesgo a los habitantes de esas regiones.
 
-¿Cuál es tu opinión sobre la megaminería en la zona noroeste de Santa Cruz?
 
-La realidad de nuestra región no dista mucho de lo que ocurre en todo el territorio nacional. Bajo la mirada cómplice de algunos actores sociales, entre ellos referentes políticos locales y nacionales, las multinacionales saquean, contaminan y usan indiscriminadamente el agua dulce.
 
Mi pueblo, Perito Moreno, dejó de ser agropecuario y turístico para transformarse en minero de corto o mediano plazo. Está claro que la megaminería desplaza al turismo y al productor agrario. Así, cuando se acabe el maldito oro quedaremos como un pueblo fantasma con las actividades originarias devastadas, paisajes modificados, cursos de agua contaminados y población enferma.
 
Las multinacionales están presentes en cada actividad social, deportiva, etc. Es por lo que llaman responsabilidad social empresaria, que a mi modesto entender no es más que la zanahoria delante del burro.
 
-¿Por qué decidiste integrar como concejal la lista del Frente de Izquierda?
 
-Siempre había hecho política, nunca partidaria, porque jamás dude que si se quiere cambiar la realidad hay que participar. Este espacio me abrió las puertas y me incluyó como a cualquiera que tenga interés por un cambio de fondo. Estoy convencido que los medios de producción económica, cultural, educativos, deportivos, etc., debieran estar en manos de los trabajadores.
 
En esta región, el PO y el Frente de Izquierda es el único que siempre denunció el saqueo, la contaminación y la explotación de los recursos naturales y de las personas.
 
Destaco, también, que la participación en el Frente es sumamente horizontal y democrática, lo que desorienta a las personas que militan en los partidos políticos tradicionales.

Compartir

Comentarios