fbnoscript
3 de diciembre de 2015 | #1392

Lino Barañao, "patrimonio del Estado"

Por Juan Winograd
consejero directivo FCEyN-UBA
"Es patrimonio del Estado". Esta fue la respuesta de Aníbal Fernández cuando se lo consultó por la continuidad de Lino Barañao en el gobierno de Macri. La definición no podría ser más precisa -sobre todo cuando viene de otro "patrimonio del Estado". Declaraciones similares se hicieron de parte del macrismo y de la propia CFK, que dio su aval al pase.
 
Privatización y precarización
 
¿En qué consiste esta "política de Estado" que defienden kirchneristas y macristas? Barañao fue un ferviente promotor de la privatización del desarrollo científico. Alrededor del 50% del presupuesto del Ministerio de Ciencia y Técnica se destina a "iniciativas que involucran a empresas". Estas iniciativas, sin embargo, no representan un aporte de las empresas al desarrollo científico, sino un subsidio del Estado a las empresas.
 
Según el propio ministro, el sector público invierte el 0,5% del PBI, mientras que las privadas aportan sólo el 0,15%.
 
En una reciente entrevista con el diario La Nación, Barañao insiste en este punto, sólo para arribar a la conclusión de que no hay más inversiones del sector privado "porque no tenemos grandes empresas radicadas aquí" y que "en la medida en que tengamos más, ese porcentaje irá aumentando". El ministro nac&pop resultó un defensor de la penetración imperialista; no debería llamar la atención su continuidad en el gobierno de Prat Gay y Melconian.
 
Durante algunos años, el aumento de recursos destinados al área permitió aumentar la planta del Conicet (fundamentalmente con becarios) y llevar adelante algunos proyectos de investigación. Con esto, el kirchnerismo ganó una influencia en el ámbito científico y cooptó a las principales autoridades. Es falso, sin embargo, que haya habido un nuevo "modelo científico": la estructuración bancomundialista del sistema científico no se alteró y el carácter precario del trabajo científico se vio reforzado como muestran los Jóvenes Científicos Precarizados.
 
"A la ciencia no le da lo mismo"
 
El pase de Barañao al macrismo es completo. En Página/12, le asigna a Cambiemos una vieja promesa de Néstor Kirchner: llevar la inversión en CyT al 1,5% del PBI.
 
Las autoridades de la Facultad de Exactas, que hace dos semanas impulsaban el "no nos da lo mismo" -junto con Barañao- no han dicho una palabra de esta "traición". Por lo bajo, muchos ya mostraron satisfacción con la continuidad. Demuestran que los mueven sus privilegios de camarilla y no la defensa de la ciencia como herramienta de progreso de la humanidad. La continuidad de estos privilegios, es cierto, está condicionada por la quiebra del Estado y el desarrollo del ajuste puede llevar a nuevos choques. Pero no hay que descartar la posibilidad de una borocotización en masa de las camarillas "científicas".
 
Organicémonos contra el ajuste
 
La UJS y el Partido Obrero encaran la pelea contra el ajuste en el ámbito científico como parte de una lucha integral contra la devaluación y los tarifazos, por la defensa del salario y los puestos de trabajo. Llamamos a los estudiantes e investigadores que se movilizaron en las últimas semanas contra el triunfo del PRO a organizarnos de forma independiente y a elaborar un programa que vincule la lucha contra el ajuste al desarrollo de la ciencia.
 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Ver más: 
 
 

Compartir

Comentarios