fbnoscript
17 de diciembre de 2015 | #1394

EXCLUSIVO DE INTERNET

La Plata: 432 familias trabajadoras por la vivienda única, contra la especulación inmobiliaria

En la ciudad de La Plata, en el marco de una transición gubernamental, 432 familias de trabajadores beneficiados por el plan Procrear del barrio el Gigante del Oeste ubicado en Lisandro Olmos, reclaman la aprobación de los créditos de compra de terreno y construcción, manteniéndose en asamblea permanente en la puerta del Banco Hipotecario todos los días hábiles del mes. Son familias que vienen luchando hace 2 años en las calles de la ciudad.

A fines de 2014 realizaron un acampe en la Municipalidad para romper con los negocios entre los Bruera y los dueños de los terrenos, el municipio tiene la obligación de funcionar como controlador de la rezonificación del loteo, visando que los dueños terminen las obras de apertura de calle y tendido eléctrico que requiere el plan Procrear. Pero nada de esto pasó, se retrasaron 6 meses las obras, con el propósito de llevar al vencimiento a los contratos de compra-venta, de esa manera iban aumentando los costos de los terrenos, mediando devaluación monetaria y modificando la normativa del plan a un tope máximo mayor en el costo de los terrenos.

Ante esta situación, los vecinos decidieron organizarse con un plan de lucha, se realizaron movilizaciones, actividades culturales y un acampe sobre las veredas de la Municipalidad, resistiendo los oídos sordos del intendente Bruera, y las trabas dentro del Municipio. Esta lucha ganó la formulación de la ordenanza y rezonificación de los lotes.

Como todos sabemos en la ciudad de La Plata la especulación inmobiliaria esta a la orden del día, en este último tramo del año los dueños de los terrenos presionaron a los vecinos advirtiéndoles que el valor del dólar puede variar con el gobierno de Macri, argumentando que si el Banco no aprueba los créditos, los contratos que se habían vuelto a firmar vencerían permitiendo la modificación de los costos de los lotes, jugando así con la desesperación de los trabajadores.

El Banco Hipotecario no queda exento de esta situación, ya que como administrador de los fondos de la Anses (que retrasó la aprobación de créditos), refleja con exactitud la situación de vaciamiento del mismo, donde gran parte de la caja más grande de la Argentina se usó para pagarle a los fondos buitre, negándoles el 82% móvil a los jubilados y haciendo silencio del fallo que la Suprema Corte de Justicia dictó a favor de los 338.00 jubilados que reclamaban jubilaciones no reconocidas. Todo un andamiaje que imposibilita el acceso a la vivienda única a las familias trabajadoras, la gente del Gigante del Oeste no abandonará la lucha y se mantienen en asamblea permanente hasta ver el último crédito aprobado, llevando en alto la bandera que emite el emblema; "todos luchamos por todos, hasta el final".

Compartir

Comentarios