fbnoscript
17 de diciembre de 2015 | #1394

Vaca Muerta: los grandes sacan ventajas sin poner casi nada

En el final de su mandato, el gobernador Sapag viajó a Estados Unidos para entrevistarse con directivos de Exxon. La petrolera anunció un plan de exploración donde invertiría 229 millones para perforar cinco pozos en las áreas Bajo del Choique y La Invernada. El gigante petrolero puso sus condiciones: bajar a la mitad el porcentaje de “carry” que tiene con Gas y Petróleo del Neuquén SA (yP) en esas áreas.
 
La figura de “carry” (acarreo) permite a las empresas energéticas provinciales parcipar de las concesiones a cambio de la cesión de áreas.
 
Por su parte, Shell confirmó sus planes exploratorios con una inversión de 252 millones de dólares, para perforar siete pozos en las áreas Cruz de Lorena y Sierras Blancas (ambas adyacentes a Loma Campana, la del acuerdo YPF-Chevron). La petrolera obtuvo una adenda al contrato original, por el cual GyP reduce a la mitad su participación en el “carry”, ya que el 20% en manos de GyP le genera a Shell “limitaciones e incertidumbres económico financieras” (Boletín de Prensa de Casa de Gobierno del 11/12). No ha sido informado, pero la entrevista entre el gobernador electo y el actual ministro de Energía (ex Ceo de Shell), habría colaborado en esta quita de “limitaciones e incertidumbres” que el pigmeo GyP le podría ocasionar al gigante Shell.
 
Ambas multinacionales se comprometen explorar en busca de gas, no de petróleo; actualmente tienen una producción marginal y en algunos casos casi sin actividad productiva en dichas áreas, a pesar de que están allí hace algunos años.
 
Han pasado tres años desde que se anunció el desembarco de las “grandes jugadoras” en yacimientos neuquinos. Cada tanto se anuncia algún hallazgo exitoso. Pero lo cierto es que a este ritmo, no han terminado de poner el otro pie con sus inversiones en suelo neuquino y los resultados son muy pobres.

Compartir

Comentarios