fbnoscript
18 de febrero de 2016 | #1399

Un paso clave en la lucha por la vivienda en La Cava

Hace un año se conformó el barrio Joven en La Cava, en el partido de San Isidro. Familias de los sectores de “El Pozo” y “La Canchita” (la parte más antigua del barrio, fácilmente inundable) construyeron sus viviendas en la zona que había funcionado, hasta entonces, como un basural.

Hace un año se conformó el barrio Joven en La Cava, en el partido de San Isidro. Familias de los sectores de “El Pozo” y “La Canchita” (la parte más antigua del barrio, fácilmente inundable) construyeron sus viviendas en la zona que había funcionado, hasta entonces, como un basural.

En abril de 2015, los vecinos recibieron cartas de la jueza de faltas del municipio, donde se los intimaba a retirar las viviendas. Se criminalizaba así a los vecinos por tratar de paliar una necesidad por sus propios medios, que el gobierno comunal de Gustavo Posse jamás atendió. La última entrega de casas del Plan Federal, que se encuentra prácticamente paralizado, se hizo en 2013 y fue molecular.

Los vecinos denunciaron a Posse y se movilizaron varias veces. Respondieron a la demanda judicial con una apelación, con el apoyo de la abogada Claudia Ferrero, y presentaron una ordenanza de urbanización en la mesa de entradas del Concejo Deliberante. Además, recorrieron el barrio explicando su situación y encontraron mucha solidaridad por parte de otros sectores del vecindario. A la orientación del municipio, contraria a la vivienda popular, le opusieron la organización independiente del Estado.

Hace unas semanas llegó una nueva carta donde se indica que queda sin efecto el procedimiento para desalojar a una familia. O sea que la apelación a la intimación municipal es positiva a nuestro pedido.

Esto supone una gran victoria de la organización independiente de los vecinos que, a través de asambleas, votaban las acciones que llevaban a cabo. La noticia llegó mientras realizábamos un torneo de fútbol con equipos del barrio.

Es un gran avance para lucha por la vivienda digna en San Isidro. Ahora, debemos seguir peleando para que la policía abandone el predio del barrio Joven, por el ingreso de los materiales sin permiso previo ni restricción alguna y para que se ponga en pie un plan integral de viviendas, que debe ser controlado por una comisión de vecinos elegida democráticamente, que debe financiarse con un gran impuesto a la especulación inmobiliaria del distrito.

Hemos dado un paso adelante, ¡ahora más que nunca sigamos en la lucha!

Compartir

Comentarios