fbnoscript
18 de febrero de 2016 | #1399

Moreno sigue en el Indec

Cuando el gobierno anunció que publicaría en internet las listas de precios de los supermercados, para “que el consumidor controle”, fueron varios los que se acordaron de Guillermo Moreno
Cuando el gobierno anunció que publicaría en internet las listas de precios de los supermercados, para “que el consumidor controle”, fueron varios los que se acordaron de Guillermo Moreno. En realidad, el macrismo copiaba la receta que el ex secretario de comercio había utilizado en 2012, con los resultados conocidos. Pero si de imitar a Moreno se trata, el gobierno fue mucho más lejos: la manipulación del Indec vuelve a estar a la orden del día.
 
Una de las técnicas que habían sido expulsadas por Moreno, y que fuera reincorporada hace un mes, ha vuelto a ser desplazada. Graciela Bevacqua había pedido un plazo de ocho meses para armar adecuadamente el nuevo índice de precios. El gobierno había admitido ese cronograma cuando la reincorporó a su puesto. De repente, consideró que esos plazos no se condecían con las necesidades “políticas”, y la echó. Naturalmente, si éstas últimas ‘necesidades’ chocan con los procedimientos técnicos, es porque el gobierno se apresta a violar esos procedimientos -o sea, que dejamos la falsificación “nacional y popular” del índice para pasar a su adulteración “republicana”.
 
La razón de esta crisis debe buscarse en el desmadre de la inflación, un resultado inevitable de la propia política oficial. Mientras se elaboraba el nuevo índice, el gobierno había anunciado que apelaría al de dos provincias ‘amigas’ -San Luis y la Capital. Los ‘amigos’, sin embargo, dejaron al gobierno en pelotas, porque esos índices midieron la inflación de enero en el 6,5 y 4,1%, respectivamente, y nada menos que en vísperas del inicio de las paritarias.
 
A partir de lo anterior, es claro que el gobierno ha decidido precipitar el índice “Cambiemos”, en condiciones técnicas tan oscuras como las que regían bajo el Indek. Adicionalmente, trabajadores del organismo denuncian la persistencia de la patota de UPCN, que ya habría sellado un pacto con la nueva dirección. La manipulación estadística exige que continúen la regimentación laboral y los agentes de la burocracia sindical y el Estado en el Indec.
 

Compartir

Comentarios