fbnoscript
14 de abril de 2016 | #1406

Santa Rosa necesita una alternativa de los trabajadores y socialista

Sergio Salgado ha renunciado a la intendencia y se encuentra detenido con tres funcionarios más. La larga lista de denuncias contra Salgado deja en evidencia que no se trata sólo de un Intendente que actuaba despóticamente en soledad con fines oscuros, por el contrario necesitó de la acción cómplice de su gabinete, el tribunal de cuentas dominado por el radicalismo y la oposición en el Concejo Deliberante compuesta por demócratas y radicales, que le votaron todos los presupuestos al Ejecutivo
Por Corresponsal
Comité Regional del Este mendocino, Partido Obrero

Sergio Salgado ha renunciado a la intendencia y se encuentra detenido con tres funcionarios más. La larga lista de denuncias contra Salgado deja en evidencia que no se trata sólo de un Intendente que actuaba despóticamente en soledad con fines oscuros, por el contrario necesitó de la acción cómplice de su gabinete, el tribunal de cuentas dominado por el radicalismo y la oposición en el Concejo Deliberante compuesta por demócratas y radicales, que le votaron todos los presupuestos al Ejecutivo.

Lo que puso sobre el tapete las irregularidades de Santa Rosa fue la lucha de los trabajadores municipales, que en algunos casos llegaron a estar cinco meses sin cobrar. Ninguna fuerza de la llamada “oposición” movió un dedo.

El ex intendente Salgado renunció como consecuencia de un municipio en llamas, malversación de fondos y denuncias de corrupción y de violencia de género, pero centralmente como resultado de la incapacidad para dar respuesta a los múltiples reclamos urgentes del pueblo de Santa Rosa. ¿Por qué quienes no dijeron ni hicieron nada desde las instituciones del municipio ahora darían respuesta a los intereses del pueblo de Santa Rosa?

Que se abran los libros

Es necesario que se sepa que pasó con los fondos del municipio, quién autorizó el endeudamiento, cuáles eran las empresas que prestaban servicios para la municipalidad y quiénes son los trabajadores que cumplían funciones en la intendencia. Para esto planteamos que se abran los libros contables de la municipalidad a los vecinos de Santa Rosa.

No tenemos por qué confiar en la auditoría que encargó la concejal Trigo, a cargo de la intendencia. No se puede seguir delegando la confianza en nadie. Son los vecinos los que deben saber de primera mano cómo se dilapidaron los recursos de la municipalidad.

Quienes vivimos de nuestro trabajo necesitamos construir una alternativa propia para dirigir el municipio en función de los intereses del pueblo trabajador y no de los dueños de Santa Rosa.

Si no está en nuestras manos la construcción de una alternativa propia, la situación va a empeorar. La UCR-Cambiemos viene impulsando una política de descargar sobre los trabajadores y sectores populares la crisis a favor de determinados grupos capitalistas.

La falta de trabajo, el atraso en los sueldos municipales, las cada vez peores condiciones de los trabajadores del campo, la súper explotación en las concentraciones obreras, las amenazas de despidos, la quiebra o endeudamiento de las familias productoras no han encontrado un final con la renuncia de Salgado.

No pueden ser los trabajadores los que nuevamente paguemos la crisis con los puestos de trabajo y salarios de miseria.

Llamamos a todos los trabajadores de Santa Rosa a participar de la asamblea abierta del fundación del Partido Obrero en el municipio el sábado 23 con la participación la diputada nacional Soledad Sosa, el senador provincial Víctor da Vila y Raquel Blas, miebro del comité regional del PO y de la directiva de ATE Mendoza.

Compartir

Comentarios