fbnoscript
28 de abril de 2016 | #1408

Salta: Urtubey se devalúa al compás del ajuste

En el punto más alto de la epidemia de dengue Urtubey partió a Estados Unidos con su flamante novia de la farándula. Ha viajado “de apuro” a tomar una nueva hipoteca por 250 millones de dólares que se suma a una deuda que crece sin parar

En el punto más alto de la epidemia de dengue Urtubey partió a Estados Unidos con su flamante novia de la farándula. Ha viajado “de apuro” a tomar una nueva hipoteca por 250 millones de dólares que se suma a una deuda que crece sin parar.

Cerrado el arreglo con los buitres espera tener el mismo “éxito” que el gobierno nacional  y pagar  tasas en dólares que son 7 veces mayores que las internacionales y duplican la que paga Brasil.  

La obsecuencia de Urtubey “no paga”. El gobierno nacional adeuda giros por obras ya ejecutadas y se niega a ponerse al día, apenas giró 250 millones como anticipo de coparticipación. Para pagar sueldos apeló a giros en descubierto en el Banco Macro con las tasas más altas de plaza. Por las medidas macristas como la eliminación de retenciones, que Urtubey apoyó “con entusiasmo”, faltan 1500 millones del presupuesto. Este déficit  crece exponencialmente ya que la inflación es superior a la prevista  y los ingresos fiscales no acompañan. La contraparte de este nuevo endeudamiento  es  el  ajuste que ha empujado el despido de unos 400 municipales y paraliza la obra pública.

Sectores patronales como el presidente de la Cámara de la Construcción, denunciaron  esta situación e incluso calificaron al Plan Belgrano como “puro humo”.

 El dengue

La epidemia ha provocado  una verdadera crisis de estado. Quedó  expuesto el vaciamiento hospitalario y la miseria estructural de miles de familias que no tienen acceso a cloacas o al agua potable, las más vulnerables,  entre las que ya se cuentan siete muertos.

Fruto de la crisis el  frente oficial se rompió en Orán y se precipita  una crisis de gabinete.

Desde el PO tomamos iniciativas  con importante repercusión. En Orán impulsamos una fuerte movilización independiente. Presentamos en todas las bancadas un plan integral para enfrentar la epidemia en la emergencia y en el mediano plazo con los recursos humanos y materiales imprescindibles. A instancias de nuestras bancadas se aprobaron interpelaciones al ministro de Salud y también una audiencia publica en Orán que luego los funcionarios boicotearon  quedando expuestos  a la critica de la opinión publica. Acompañamos todas las fases de esta crisis, incluida la jornada masiva de descacharrado en la que nuestros militantes fueron organizadores y partícipes.

“Huelga” de inversiones

Hay amenaza de cierre de la destilería, despidos masivos y otros encubiertos -  retiros voluntarios.  Falta materia prima para procesar por  la caída de la producción en Argentina y la puesta en funcionamiento de una  gran destilería del lado boliviano. Hay  “huelga de inversiones” de las privadas aún después de la suba del precio del gas por encima del internacional.

La política oficial es una nulidad que sólo acompaña la agonía del yacimiento. Desde el PO hemos planteado la declaración de emergencia en hidrocarburos y la intervención estatal de las empresas para garantizar la reincorporación de los despedidos y  un plan de reactivación de la producción con continuidad de la destilería.

El pacto Romero Urtubey

Hace 30 días la reunión de los popes del Estado oligárquico selló un arreglo en nombre del apoyo al pacto buitre y del ajuste. La UCR es apenas un apéndice del gobierno.

El gobierno llamó a conformar un “bloque salteño” de todos los partidos con representación en el congreso que solo el PO denunció por reaccionario. Por un momento estamos (o estuvimos) frente a un gobierno de todas las fracciones burguesas con el PO como único opositor.

El impacto de la crisis fiscal  con  epicentro en los municipios, la crisis por la epidemia del dengue y la caída de la actividad petrolera, ha golpeado  la autoridad política de Urtubey  y empujado tendencias centrífugas  en el régimen. Con el Rodrigazo nacional y los diversos choques entre fracciones capitalistas, sectores del PJ han tratado de tomar distancia y plantear una delimitación timorata respecto al gobierno nacional . En la Legislatura y en el Concejo de la capital se aprobó el rechazo al protocolo anti-piquetes a instancias del PO. Los diputados nacionales que encabezaron la ruptura pro-buitre del bloque del FPV, han firmado el proyecto de “consenso” que en las formas (no en el contenido) frenaría los despidos. El gobernador acaba de desautorizarlos defendiendo la línea que adoptó  Macri con una promoción trucha del empleo… para seguir despidiendo.

Un sector hiper-k que venía, a pesar de todo, sosteniendo a Urtubey, conformó esta semana una mesa del llamado “Frente Ciudadano”.

Desde el PO venimos batallando contra el ajuste e intentando, mediante una agitación sistemática, unir a la clase obrera con la izquierda y explotar la descomposición del régimen para desenvolver una alternativa política independiente.

Compartir

Comentarios