fbnoscript
19 de mayo de 2016 | #1411

El conflicto recobra fuerzas

El conflicto en la provincia más austral del país lleva 80 días. Los estatales nucleados en la Unión de Gremios no han dado el brazo a torcer en la lucha por enfrentar el ajuste de la gobernadora K, Rosana Bertone
El conflicto en la provincia más austral del país lleva 80 días. Los estatales nucleados en la Unión de Gremios no han dado el brazo a torcer en la lucha por enfrentar el ajuste de la gobernadora K, Rosana Bertone.
 
En la última semana, el conflicto ha logrado propagarse más allá de la isla. La participación, encabezando la Marcha Educativa junto a docentes y estudiantes, por parte de los compañeros que fueran detenidos, fue el puntapié para que la lucha se terminara de nacionalizar. En el escenario central de Plaza de Mayo, José Gómez, secretario general de la Asociación Fueguina de Empleados Públicos (Afep), expuso sucintamente el modo en que los trabajadores fueron apresados en plena madrugada en forma violenta por el grupo comando y las medidas de ajuste instauradas por el gobierno del
Frente para la Victoria con el aval expreso del macrismo.
 
Luego de la conferencia de prensa en el Congreso Nacional el lunes 16, de la cual participaron los diputados del Partido Obrero Néstor Pitrola, Soledad Sosa y Pablo López (Soledad visitó la provincia en dos ocasiones para llevar solidaridad), los compañeros han logrado instalar la problemática en los medios televisivos nacionales, algo que hasta el momento no había sucedido.
 
Las grandes movilizaciones
 
En la provincia, el viernes 6 se realizaron dos importantes movilizaciones de antorchas a pesar del frío y la lluvia. Una en Ushuaia, donde acudieron más de mil trabajadores, y otra en Río Grande. El reclamo ya no es sólo de los estatales, han comenzado a salir a la calle quienes han recibido el feroz aumento de la tarifa de gas. Lo que se venía anunciando desde la Unión de Gremios tristemente se concretó. Los aumentos fueron desde un 500 hasta un 1.200%. El descontento popular se acrecienta y más aún con la noticia de que la luz aumentará en lo que queda del semestre un 166%.
 
Los días pasan, el gobierno mantiene su postura, juega al desgaste, la mesa técnica se reunió en dos ocasiones y aún no se ha avanzado en la firma de algún punto de acuerdo. Los seis puntos planteados continúan sin ser tratados, habiendo transcurrido más de 16 días desde la primera reunión. En esta mesa técnica se encuentran participando aquellos gremios que han abandonado el acampe o que nunca llegaron a participar, y esta dilatación ha generado que muchos afiliados de ATE y ATSA retornen al acampe o incluso nunca se hayan ido de él, dado que asambleas de distintos sectores votaron continuar con el plan de lucha inicial.
 
En respuesta a este ajuste y manteniendo el reclamo original del conflicto que es la recuperación de derechos que fueran arrebatados en enero con el paquete de leyes, la reincorporación de los compañeros despedidos, el pase a planta de los PEL, el miércoles 18 la Unión de Gremios convocó nuevamente a un paro masivo y una enorme movilización por la mañana en la ciudad de Ushuaia.
 
El conflicto desprende conclusiones políticas, es que tanto kirchneristas como macristas han actuado como verdugos de los trabajadores imponiéndoles un ajuste brutal para afrontar los pagos a los fondos buitre e intentar hacernos pagar los costos de la crisis. El camino a seguir es arduo, pero es la unidad de los trabajadores, expresada en la Unión de Gremios, que actúa como frente único de clase, la única que puede llegar a torcerle el brazo ajustador al gobierno y los poderes del Estado que se encuentran a su servicio.
 

Compartir

No cars.

Comentarios