fbnoscript
19 de mayo de 2016 | #1411

Santa Cruz: 10.000 dijeron “que la crisis la paguen los vaciadores”

Una movilización de más de 10.000 trabajadores, la mayor que se recuerde desde el inicio de los paros activos y las huelgas contra el gobierno del Frente para la Victoria comandado por Alicia Kirchner, ocupó literalmente el centro de Río Gallegos. Marcharon trabajadores de Adosac, municipales, judiciales, Vialidad, ATE, Sitraic y otros gremios
Por Corresponsal
Una movilización de más de 10.000 trabajadores, la mayor que se recuerde desde el inicio de los paros activos y las huelgas contra el gobierno del Frente para la Victoria comandado por Alicia Kirchner, ocupó literalmente el centro de Río Gallegos. Marcharon trabajadores de Adosac, municipales, judiciales, Vialidad, ATE, Sitraic y otros gremios.
 
La oferta de aumento salarial del gobierno de Alicia Kirchner a los estatales de Santa Cruz fue el 10% del básico, la menor que se pueda registrar respecto de cualquier propuesta hecha en la Nación y en el país. En la provincia de las bóvedas increíbles, el gobierno K pretende hacer pagar este desfalco a los trabajadores.
 
La jornada comenzó con cortes en la mañana, protagonizados por trabajadores de Vialidad. Ese mismo día, varios gremios comenzaron huelgas por 72 horas.
 
Un dato no menor de la organización del movimiento de lucha de los trabajadores es la constitución de la Mesa de Unidad Sindical, una coordinación que se ha puesto en pie en 14 localidades de la provincia.
 
Al cabo de la movilización se desenvolvió un acto público en el que intervinieron distintos representantes sindicales y políticos. Miguel del Plá, en nombre de la Coordinadora Sindical Clasista-PO, destacó el papel clave de la Mesa de Unidad Sindical en la organización de la lucha en la provincia y la necesidad de que los trabajadores impongan una salida propia a la crisis de la provincia, para lo que llamó a organizar un congreso de trabajadores.
 
Marcelo Ramal, de la dirección del PO y legislador de la Ciudad de Buenos Aires, reivindicó a la clase obrera de Río Gallegos que, una década atrás, cuando los Macri y sus socios de Cambiemos callaban frente a los atropellos a los trabajadores (docentes, en primer lugar) que enfrentaban la destrucción del salario y de las condiciones de trabajo en Santa Cruz, se pusieron al frente de la respuesta popular contra el gobierno falsamente nacional y popular.
 
Al finalizar la movilización se resolvió instalar un acampe en la Casa de Gobierno con la participación de todos los gremios en lucha. Un excelente final para una lucha redoblada.
 

Compartir

Comentarios