fbnoscript
19 de mayo de 2016 | #1411

Río Cuarto: una campaña obrera y socialista contra el pacto buitre, el ajuste y la impunidad

La campaña va creciendo y las próximas visitas de nuestros diputados nacionales Pablo López, Soledad Sosa y Néstor Pitrola servirán para darle a la campaña el carácter de lucha política integral contra los ajustadores
A menos de 30 días de las elecciones, el Partido Obrero de Río Cuarto está realizando una gran campaña basada en una agitación y propaganda obrera y socialista.
 
Las encuestas hablan de una polarización electoral entre Hugo Yuni (UCR junto al PRO-PS-FC) y Juan Manuel Llamosas (PJ acompañado por los K). Es decir, una pelea entre los representantes del acuerdo con los buitres y la escalada ajustadora a nivel nacional y provincial. Los radicales, que deben enfrentar el rechazo al gobierno del actual intendente de su partido, basan sus expectativas en aparecer como representantes de la “ola amarilla” de Cambiemos; por eso han entregado la dirección de la campaña al PRO, que prácticamente no existe en la ciudad. A esa línea de colonización partidaria se sumó el Partido Socialista y el juecismo. Hasta ahora no ha bajado ninguna figura de peso, sólo la senadora Rodríguez Machado, dirigente de la ex Ucedé, hoy PR, quien vino a Río Cuarto a defender la orientación prodespidos del macrismo, en una ciudad que tiene alrededor de dos dígitos de desocupación.
 
El PJ delasotista marcha primero en las encuestas sumando al kirchnerismo. El gobernador de Córdoba viaja seguido a Río Cuarto para anunciar promesas de obras; para tapar su propio ajuste asocia a Cambiemos con el gobierno que se va que tiene un 69% de imagen negativa. Los grupos capitalistas dominantes en la zona están ligados a la soja y la exportación, son partidarios de una fuerte devaluación y se han alineado atrás del PJ.
 
Ante la pretensión de los ajustadores y compañía de acaparar el voto de los trabajadores planteamos la consigna: “Vamos con el Partido Obrero al Concejo contra los candidatos del ajuste y la impunidad”. Batallamos por el voto para ingresar al Concejo Deliberante y con el objetivo de dar la pelea electoral y estructurar una fuerza política de los trabajadores.
 
La campaña va creciendo y las próximas visitas de nuestros diputados nacionales Pablo López, Soledad Sosa y Néstor Pitrola servirán para darle a la campaña el carácter de lucha política integral contra los ajustadores.
 
Contra el ajuste y la impunidad
 
Río Cuarto es una de las capitales del trabajo en negro y la desocupación. La devaluación y la inflación sólo trajeron para las familias obreras la pérdida del poder adquisitivo que repercutió en la parálisis del comercio, una de las principales actividades de la economía de la ciudad. A esto hay que sumarle el parate en la construcción, cada vez son más los compañeros albañiles sin trabajo.
 
En este marco, el Partido Obrero recorre los barrios, entregando casa por casa nuestra plataforma electoral, realizando reuniones con trabajadores de la salud, la educación y asambleas en diferentes barrios, para organizar el voto a una alternativa obrera y socialista. Estamos propagandizando proyectos de ordenanza para desarrollar la obra pública e impulsar el trabajo. Contra los especuladores inmobiliarios, planteamos un plan de vivienda y urbanización de villas. Estas obras son posibles con la estatización del juego y el destino del 30% de las ganancias al municipio, tal cual lo expresamos en un proyecto, en el mismo escrito establecimos límites al horario de funcionamiento y asistencia al ludópata.
 
Para terminar con los negociados del transporte levantamos el planteo de la municipalización del mismo.
 
Se acerca la movilización del “Ni una menos” y la demagogia electoralista crece. Yuni dice que la mitad de su gabinete será compuesto por mujeres, Llamosas prometió las casas refugio que su gobierno provincial no hizo durante 16 años.
 
Mientras tanto, nuestra candidata, Lucía Salazar, recorre las barriadas populares y va a los medios denunciando que la cuestión de la opresión de la mujer no se limita a la “violencia machista” y que es necesario un programa de conjunto que defienda a la mujer trabajadora, un punto de vista socialista. En ese sentido viajó a Tucumán llevando la solidaridad del colectivo organizador “Ni una menos” de Río Cuarto, para decirle a Belén que el pedido de su libertad será uno de los ejes de la movilización del 3J.
 

Compartir

No cars.

Comentarios