fbnoscript
26 de mayo de 2016 | #1412

Córdoba: por un congreso de delegados de base

Las negociaciones para unificar a la CGT han provocado, paradójicamente, nuevas divisiones en la burocracia. Ninguno de los realineamientos incluye a los trabajadores. La burocracia sindical de Córdoba está en febriles negociaciones para discutir la “unidad” de las dos CGT provinciales. Paradójicamente, la iniciativa despertó la aparición de nuevas divisiones.

Las negociaciones para unificar a la CGT han provocado, paradójicamente, nuevas divisiones en la burocracia. Ninguno de los realineamientos incluye a los trabajadores.

La burocracia sindical de Córdoba está en febriles negociaciones para discutir la “unidad” de las dos CGT provinciales. Paradójicamente, la iniciativa despertó la aparición de nuevas divisiones.

El hasta hace poco ultra-K Mauricio Saillén (recolectores de residuos), que preside la llamada “CGT Rodríguez Peña” junto al moyanista Gabriel Suárez, de Luz y Fuerza, decidió marchar el 29 con José Pihén, de Empleados Públicos, enemigo de Suárez y legislador delasotista que dirige la “CGT Córdoba”, donde se nuclean los docentes, judiciales, alimentación y otros gremios filo K.

Pero la novedad es la aparición del Movimiento de Trabajadores Cordobeses (MTC), dirigido por el secretario de Empleados de Comercio, Pablo Chacón, al cual se han sumado los metalúrgicos (Rubén Urbano), choferes interurbanos (Aoita), gastronómicos y Luz y Fuerza Regional, entre otros, y que contaría con el apoyo de Omar Dragún, del Smata.

El debut de este movimiento contó con la presencia del ministro de Trabajo provincial, Omar Sereno. Los postulados para presidir una CGT unificada son varios y el gobierno ya ha dicho que quiere para la CGT un “perfil productivista” por lo que se inclina por un representante de un gremio industrial, dejando fuera a Pihén y a Suárez.

En la pelea con Techint, Urbano y Dragún jugaron para las automotrices, mandantes de Schiaretti -alineado con la provisión china.

¿Y los trabajadores?

Lo primero que salta a la vista es que la discusión sobre la organización sindical de los trabajadores a los únicos que no incluye es, justamente, a los trabajadores.

La burocracia ha convertido a los sindicatos en apéndices directos de los gobiernos y de los distintos agrupamientos políticos de la burguesía. Entre burócratas sindicales y burócratas del Estado están armando la “unidad” del movimiento obrero.

Este solo hecho revela que el papel de la burocracia es colocar a los sindicatos como soporte de los planes de ajuste y entrega. Han apoyado los acuerdos con los buitres, han acompañado el recorte a los jubilados con su total inacción, son cómplices de las suspensiones y los retiros voluntarios.

Cuando el gobernador, Juan Schiaretti, habla del “perfil productivista” quiere decir el sometimiento del movimiento obrero industrial a una restructuración sobre la base de una mayor explotación, precarización laboral y bajos salarios. Exactamente lo que piden las grandes patronales.

Por un congreso de delegados de base

Lo que ni Schiaretti ni la burocracia tienen comprado es el futuro. Las negociaciones por la “unificación” se verán torpedeadas por la lucha obrera (el propio Urbano está más cerca de perder las elecciones en la UOM que de mantenerse en el cargo). La lucha de los trabajadores de la salud es una dura advertencia para el gobierno y los burócratas, así como lo fue el rechazo docente al acuerdo salarial y los paros en las grandes fábricas autopartistas por los despidos.

La organización del movimiento obrero y la unidad del mismo son tareas que sólo competen a los trabajadores. Schiaretti nada tiene que hacer ni opinar. No habrá unidad obrera ni lucha independiente sin echar a la burocracia de los sindicatos.

A las negociaciones de burócratas y patrones le oponemos el reclamo de un congreso de delegados de bases de todos los gremios para discutir: 1) un programa frente al ajuste; 2) la convocatoria al paro provincial y nacional y un plan de lucha, y 3) la unidad de todos los trabajadores para sostener el programa y la acción.

 

Compartir

Comentarios