fbnoscript
5 de enero de 2006 | #930

Premian a los saqueadores

La cancelación de la deuda en una sola cuota con el FMI por la suma de 9.810 millones de dólares es mucho más que un desfalco contra la Argentina y una prueba, irrefutable, del carácter proimperialista del gobierno Kirchner. El país entero se conmovió e indignó cuando se conoció la noticia de que no toda la deuda externa se había defaulteado. Entre aquellos acreedores “privilegiados” se encontraba el FMI. Y ahora que el gobierno Kirchner se apresta a cancelar toda la deuda con el FMI se conoce otra noticia, de la boca del ex presidente del BCRA y actual kirchnerista Javier González Fraga, quien nos informa que el único objetivo del crédito cedido por el FMI en septiembre de 2001 (por 9.000 millones de dólares) era “posibilitar una mayor salida de capitales y/o demorar en 60 días el ya entonces colapso de la convertibilidad” (El Cronista Comercial, 19/12). Es decir que ese crédito de septiembre de 2001 ofició de “medio técnico” para que los banqueros y el gran capital preparasen en forma organizada y metódica la bancarrota de la Argentina.
 
Así, los especuladores pudieron salvaguardar sus capitales y sus riquezas. Los pequeños ahorristas y el pueblo trabajador, en cambio, fueron expropiados en forma implacable por estos especuladores. Teniendo en cuenta todo esto, se impone la conclusión de que la cancelación de la deuda con el FMI constituye el premio que le otorga el gobierno a quienes posibilitaron la organización y el saqueo de la nación.
 
 
 (21/12/05)

En esta nota:

Compartir

Comentarios