fbnoscript
29 de septiembre de 2016 | #1430

Salta: Renunció el ministro de Salud tras denuncia del Partido Obrero

Por Corresponsal
Oscar Villa Nougués, que fungía como ministro de Salud de Salta, renunció finalmente a su cartera, en medio de una crisis sanitaria, la denuncia por las muertes infantiles de niños aborígenes y el pedido que hiciera la senadora del Partido Obrero Gabriela Cerrano y su bancada de diputados exigiendo su dimisión. 
 
La renuncia se produjo dos días después de que el gobernador Juan Manuel Urtubey exhibiera ante los medios los detalles de su fastuosa boda mientras la crisis sanitaria hacía eclosión en su provincia. En ambas cámaras legislativas el PO había enfrentado la negativa cerrada del oficialismo y sus socios al pedir la renuncia del ex ministro. Junto con el pedido de dimisión, habíamos pedido en ambas cámaras que se constituyan comisiones investigadoras parlamentarias que vayan a las zonas más afectadas por la desnutrición, que presenten un informe propio y propongan medidas para enfrentar la crisis.
 
Los senadores y diputados oficialistas y hasta los de la UCR rechazaron investigar al gobierno y comprometerse a  encontrar una salida a esta crisis”, dijo Gabriela Jorge, diputada del Partido Obrero y miembro de la Comisión de la Salud de la cámara baja provincial.
 
Los legisladores del PO habían traducido los reclamos de los usuarios y trabajadores del hospital público frente a una política agotada. Se trata de un clamor general, incluso desde fuera de la provincia, para que terminen en Salta la desnutrición y las muertes por hambre; de la bronca de los 800 trabajadores y profesionales precarizados que reclaman, sin éxito, el pase a planta permanente; de la demanda desesperada de cobertura  de cargos de profesionales  especialistas  en todo el interior provincial; de la ausencia absoluta de un plan integral para combatir el dengue en la epidemia del último verano; de la ausencia en los hospitales públicos de la aplicación del protocolo médico en los casos de mujeres violadas y el cierre del plan asistencial de mayor eficacia para adictos del paco encabezado por el Ramiro Robaldo son solo algunas de las grandes demandas de una salud pública que ha quedado en estado de emergencia.
 
Por una ley de emergencia
 
Urtubey designó para el cargo del renunciante a Roque Mascarello, ex ministro del área del gobierno de  Romero, quien había inaugurado el modelo privatista de salud  con el gerenciamiento y los hospitales de autogestión, una de las causas de la destrucción de la salud pública que precipitó la renuncia de Villa. Además fue funcionario multipropósito de su gobierno y del de Isa en la ciudad, en una clara señal de que cambia de hombres, pero no de política.
 
“Necesitamos un plan urgente y por eso presentaremos un proyecto de ley  para asignar recursos extraordinarios a la salud pública, restablecer la figura del profesional con dedicación exclusiva y vivienda para el interior provincial. Un plan integral que garantice el acceso universal a todos los niveles de complejidad y desarme todos los nichos de negocios privados al interior de los hospitales públicos. Un plan para que los hospitales estén gestionados por consejos de profesionales y trabajadores que garanticen la salud pública como un derecho. Iremos con este plan a asambleas y reuniones en todos los hospitales de la provincia para desarrollar una amplia movilización que permita imponerlo”, concluyó la diputada Jorge.

Compartir

Comentarios