fbnoscript
2 de octubre de 2016

Cambiemos allana los municipios K para que no cambie nada

¡Por la apertura de los libros contables y el pase a planta permanente de los trabajadores precarizados!

Hace tres semanas el municipio de Berazategui fue allanado por orden del juez federal de Quilmes Luis Armella, por desvíos de fondos del programa nacional ¨Argentina Trabaja¨. Semanas después allanaba también la intendencia de Florencio Varela.  Se trata de varias decenas de millones de pesos  que responden a tres ejercicios fiscales anuales diferentes, por los que el intendente Patricio Mussi deberá rendir explicaciones. Los Mussi gobiernan Berazategui desde 1987, son un clan peronista que ha sabido enquistarse en el Estado y sus fondos hasta hoy.

La malversación de las partidas del Argentina Trabaja es una práctica habitual de los intendentes, del más variopinto pelaje, y por supuesto fue la norma durante el kirchnerismo. Los “soldados incondicionales” del proyecto de CFK están en la mira de Vidal: Patricio Mussi, Julio Pereyra de Varela, y el ´Barba´ Gutiérrez, el intendente con mandato cumplido de Quilmes, fueron allanados. Se trata de una embestida que ha provocado la victimización de estos intendentes, que acusan al gobierno de Cambiemos de persecución política.

Lo cierto es que las denuncias y la embestida del juez Armela no tienen la intención de colocar en la agenda las causas reales de esta malversación de fondos, sino más bien de derribar el poder punteril de unos por otros.

La no ejecución de las partidas destinadas a materiales, herramientas e indumentaria de trabajo de las ¨cooperativas¨  asegura a los ejecutivos municipales una partida presupuestaria ¨extra¨. El mismo mecanismo de los programas nacionales para mantener personal precarizado permite este desvío de fondos, sea el intendente K, o del PRO.

El pus saltó en Berazategui a partir de los controles de la nueva administración ministerial, donde apenas 1000 ´cooperativistas´ contra-prestan en el distrito, a pesar de ser entre 3000 y 3500 los empadronados en el programa bajo la égida del control municipal.  La gestión Mussi se ufanó siempre de ¨hacerlos trabajar¨, por boca de funcionarios como el subsecretario Benedetti, la gestión de Patricio hizo profesión de fe de explotación y negreo de este sistema de mano de obra barata.  El sistema de las cooperativas es un fenomenal sistema de desarrollo clientelar-asistencial  y punteril.

Mussi padre ha denunciado  un ‘encono personal’ del juez Armella hacia su persona, pero ninguno plantea lo importante. El fin de todo manejo clientelar y punteril de los puestos de trabajo no será obra de la justicia macrista, ni obviamente de los punteros pejotistas. Los trabajadores precarizados del municipio organizados tendrán que reclamar una investigación hasta el final de los fondos, la apertura de los libros contables bajo control de una comisión electa de las asambleas de cooperativistas del Argentina Trabaja, y un enorme plan de lucha por el fin de la precarización laboral, el pase a planta permanente municipal de 3500 trabajadores precarizados de Berazategui.

Compartir

Comentarios