fbnoscript
21 de octubre de 2016

Vicente López, paraíso de los especuladores

El 20 de octubre, Clarín publico una nota donde informa que en quince cuadras se levantaron veinte torres de lujo, a lo que añade el crecimiento de un polo comercial y gastronómico.
 

Este boom de construcciones inmobiliarias ha llevado a que Vicente López tenga el m2 más caro de toda la provincia de Buenos Aires, igualándose con Puerto Madero, donde los precios alcanzan los US$ 3.600 el m2. Pero lo que no dice la nota, es que estas construcciones de lujo parten de excepciones y modificaciones al Código de Ordenamiento Urbano (COU), votadas por el Concejo Deliberante, en favor de capital financiero, especulativo y de la patria contratista.
 

Macri y sus negocios

En lo que va del mandato de Jorge Macri, se votaron doscientos excepciones al Código de Ordenamiento Urbano, con el apoyo de las mayorías de los bloques que integran el Concejo Deliberante. Sin estudio de impacto ambiental y sin ningún tipo de participación vecinal.

Muchas de esas construcciones son licitadas a empresas ligadas tanto al FpV como al PRO, como sucedió con la construcción de la obra del vial costero en el periodo anterior del intendente Enrique “Japonés” García.

Mientras Jorge Macri favorece a la patria contratista, desarrollando grandes torres de lujos y polos comerciales y gastronómicos, Vicente López se convierte en un distrito expulsivo para los sectores populares por el costo altísimo de los alquileres y el aumento del m2 del distrito que hace imposible acceder a la vivienda propia.

No a los negociados inmobiliarios

Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda, que enfrenta activamente estos negociados contra la población trabajadora, planteamos impuestos progresivos sobre el gran capital inmobiliario y la propiedad ociosa, para abatir el valor del suelo y de la propiedad y aportar al financiamiento de la vivienda popular. Asimismo, promover los espacios públicos de recreación de la juventud. Reivindicamos el derecho a la vivienda digna de los barrios postergados.

Compartir

Comentarios