fbnoscript
3 de noviembre de 2016

Ramal cruzó duro a Biondini, lo tildó de nazi y sentenció: "Me repugna esta campaña fascistoide"

El legislador del PO-FIT explicó en televisión que “para un socialista la frontera es entre los que viven del trabajo ajeno y los que vivimos de nuestro trabajo”.
Por Dylan

El legislador del Partido Obrero-Frente de Izquierda, Marcelo Ramal, cruzó anoche al presidente del neonazi Partido Vecinal, Alejandro Biondini, cuando debatían, en el programa Tercera Posición (América 24), acerca de las declaraciones xenófobas de Miguel Pichetto. El senador K había dicho: "¿Cuánta miseria podemos aguantar recibiendo inmigrantes?".

"Acá se habló de las villas: los extranjeros pueden ser mulas, victimas de un sistema de redes de narcotráfico cuyos jefes lavan el dinero en el sistema bancario y en los grandes casinos de la Argentina. Acá se habló de las fronteras: el ‘colador’ (así había definido Biondini, minutos atrás, a las fronteras) es el resultado de la connivencia entre las fuerzas represivas del Estado y el crimen organizado. Yo, como socialista, voy a decirlo con toda claridad: esta campaña fascistoide me repugna", apuntó Ramal. 

Y siguió: "Para un socialista la frontera es otra: la frontera es entre los que viven del trabajo ajeno y los que vivimos de nuestro trabajo. Los problemas hay que resolverlos sobre la base de que el trabajador que venga acá no sea infamemente explotado, como lo ha sido por los socios políticos del señor Pichetto; ¿qué decía el señor Pichetto de los trabajadores bolivianos que entraban para ser explotados en los talleres clandestinos? Nunca le escuchamos decir nada. ¿Qué decía de las mujeres que son empleadas en el servicio doméstico y obligadas a trabajar en negro?".

 

Ramal, en ese sentido, sostuvo que "cuando el trabajador extranjero viene en esas condiciones los que gobiernan miran para otro lado", y que "cuando las papas queman y vienen épocas de ajuste y de crisis, se quiere dividir a los trabajadores y decirles: 'La culpa no es del que está arriba, la culpa es del extranjero'".

En ese momento el legislador porteño le apuntó directamente a Biondini, que estaba en el estudio: "La prueba del carácter fascistoide de esta campaña es que Pichetto ha recibido el apoyo de este señor Bionidini; usted es un nazi, usted fundó el partido nazi en la Argentina. Ahora las cosas han llegado a tal punto, en materia de xenofobia y fascismo, que usted le puede dar la razón a gente como Pichetto o (Jorge) Lanata (en referencia al informe xenófobo del conductor de PPT emitido semanas atrás); usted es nazi, usted defiende a (Adolf) Hitler. Digame: ¿usted defiende o no a Hitler?".

Biondini: — No, la verdad que nosotros sostenemos la línea San Martín- Rosas-Perón. Y yo no necesito rendir examen frente a un trotskista.

Ramal: —Yo no le pido examen: yo repudio su presencia en esta mesa y repudio su ideología política.

Minutos atrás, cuando en el programa conducido por Rolando Graña consultaron ‘¿Cuando la sabana es corta, a quién tapamos?’, en referencia a la crisis económica, Ramal respondió: “Con la frazada corta hay que tapar a todos los trabajadores, sean argentinos, uruguayos, paraguayos o bolivianos. Y hay que destapar a los que verdaderamente han vaciado este país, que son los grupos capitalistas, los acreedores y el capital financiero. Se ha hablado de la puerta giratoria: el primero que usó la puerta giratoria en este país es el actual presidente del Banco Central (Federico Sturzenegger), procesado por el megacanje de 2001 y que, hoy gracias a la puerta giratoria, el titular del BCRA”.

En esta nota:

Compartir

Comentarios