fbnoscript
17 de noviembre de 2016 | #1437

Neuquén: Diputados del Frente de Izquierda renuncian a jubilaciones de privilegio

La diputada del Partido Obrero Patricia Jure, del bloque Frente de Izquierda; el diputado Raúl Godoy, del bloque PTS, junto a las legisladoras (mandato cumplido) Gabriela Suppicich y Angélica Lagunas, renunciaron al beneficio que estipula la ley provincial 1282 de jubilaciones de privilegio. Lo hicieron en una conferencia de prensa y en presencia de un escribano público.
 
La ley habilita a los diputados y funcionarios políticos elegidos por voto popular a jubilarse por el Instituto de Seguridad Social de Neuquén, con sólo un año de ejercicio en la función y diez años de aportes al ISSN. Les otorga también una movilidad privilegiada en comparación a la que tienen acceso el conjunto de los trabajadores estatales. Mientras en un caso la movilidad se encuentra atada a la evolución del salario de la categoría, en el otro, el incremento jubilatorio surge del promedio resultante de los aumentos recibidos por la totalidad del escalafón. 
La noticia impactó fuertemente en la opinión pública y los medios regionales se hicieron eco de la decisión de los legisladores.
 
La renuncia a este privilegio por parte de los diputados del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, constituye un acto de ratificación de los principios socialistas. A saber, que el ejercicio como diputado, por parte de un socialista, consiste en ejercer su función como un auténtico representante de los intereses populares. Esto, en oposición a la concepción clásica de los políticos patronales, que se consideran “funcionarios públicos”. La diferencia es radical: el funcionario público defiende al Estado contra los trabajadores, y el militante socialista, que transitoriamente ocupa una banca de diputado, defiende a los trabajadores contra el Estado y también contra el propio Parlamento, en tanto institución del Estado capitalista. Las altas dietas o las jubilaciones de privilegio son la forma mediante la cual el Estado capitalista compensa los servicios brindados por los funcionarios de los partidos tradicionales al empresariado.
 
Patricia Jure reforzó este concepto en la conferencia de prensa, cuando señaló que “como trabajadores que somos, y como representantes de los trabajadores, nos vamos a jubilar como tales y no como funcionarios con privilegios. Esto debe valorar el pueblo de Neuquén. Aquellos que se van a jubilar con estos privilegios son los mismos que rechazan un salario igual al costo de la canasta familiar, eliminar el impuesto al asalario y avalan los despidos en el ámbito público y privado; es decir, son serviles al empresariado y enemigos de los trabajadores”.
 
Luego de la conmoción política creada por la denuncia del dietazo, el Frente de Izquierda realiza nuevas acciones aque colaboran a esclarecer qué intereses sociales defienden cada uno de las fuerzas del tablero político.

En esta nota:

Compartir

Comentarios