fbnoscript
25 de noviembre de 2016

Tigre: brutal golpiza policial despierta la reacción popular

Los resultados de las políticas de “seguridad” del massismo: accionar represivo de las fuerzas policiales y crecimiento del crimen organizado. Los vecinos responden.
El jueves 13 de octubre, en la ciudad tigrense de Benavídez, José Ojeda, un repartidor de harina, le pidió al policía municipal Héctor Sosa que saque su móvil de donde estaba estacionado, para poder cumplir con su trabajo. En respuesta, Sosa, agente del Centro de Operaciones Tigre (COT), y su acompañante de la Policía Bonaerense, intimidaron y golpearon salvajemente al trabajador. Luego de la golpiza, que le dejó una pierna rota, Ojeda fue procesado por “lesiones” e “intento de robo”, al igual que otro testigo que se solidarizó con él.
 
Un vecino filmó todo en un video que rápidamente se viralizó, provocando una gran conmoción y la movilización popular.
 
¿Quién es Héctor Sosa?
 
Héctor Eusebio “El Paraguayo” Sosa es un ex policía bonaerense que aparece en las listas de Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) como un caso emblemático de “gatillo fácil”; y tiene en su haber el asesinato de Víctor Manuel Vidal (luego de que este se entregara), de Jonathan Lorenzo y a Jorge Andrés Martínez (¡a quien le disparó más de veinte veces!)
 
No solo la justicia lo cobijó, sino que durante el gobierno de CFK fue ascendido a Sargento, y Massa lo reclutó para el COT. El asesino se mantuvo en la fuerza incluso después de que, hace algo más de un año, vecinos y familiares de víctimas de la represión policial se entrevistaran con Julio Zamora, actual Intendente de Tigre, reiterándole sus antecedentes.
 
La primera declaración de María Eugenia Ferrari, de la Secretaría de Protección Ciudadana, luego de la golpiza, fue que “el vecino se encontraba enojado y agrede a los policías que le piden que deponga su actitud”. 
 
¿Qué es el COT?
 
El COT fue un invento de Sergio Massa en el año 2007, en su momento de idilio con el kirchnerismo, para “prevenir la delincuencia y terminar con la inseguridad”. Así, en Tigre contamos con tres organismos policiales diferentes, si se le suman las dos versiones distintas de la Bonaerense.
 
Junto a este aparato de patrullaje, hay más de 1300 cámaras que monitorean prácticamente todo el distrito, como un verdadero Gran Hermano. Todo este aparato forma parte de la llamada Secretaría de Protección Ciudadana, a cargo de María Eugenia Ferrari.
 
La realidad es que este Gran Hermano se caracteriza por ver sólo lo que quiere, y que los agentes del COT y sus patrullajes son, ellos mismos, agentes de inseguridad para los jóvenes y trabajadores tigrenses. En estas mismas páginas informamos cómo los vecinos de Las Tunas se movilizaron contra el COT por la agresión que sufrió Emanuel, un vecino del barrio agredido salvajemente por un agente de la fuerza. Esta policía de carácter municipal de Massa/Zamora, al igual que la Metropolitana de Macri/Larreta, se ha convertido en un reservorio donde se aglutina lo peor del aparato policial.
 
Los barrios obreros de Tigre hoy son pasto de habituales robos y agresiones amparados por la Bonaerense y el COT, que liberan las zonas para el accionar de los delincuentes. Mientras tanto, los grandes emprendimientos inmobiliarios “cerrados” son el aguantadero de los verdaderos delincuentes.
 
En una reciente reunión con comerciantes y vecinos, el Comisario Inspector Quevedo (quien tiene a su cargo el aparato policial de Tigre) solo atinó a proponer como solución, “saturar” las calles y volver a implantar las “razzias” -aunque esto último, se lamentó, “ya no se puede hacer”.
 
La respuesta popular
 
Una multitudinaria asamblea barrial aprobó la realización de una movilización a la Municipalidad de Tigre el viernes 21  de octubre. 
 
En la asamblea se hicieron presentes miembros del FPV. Soslayaron su apoyo activo -votaciones incluidas- a la creación del COT y la política represiva de Massa.
 
Encabezada por el propio Ojeda, una columna de más de 500 vecinos se desplazó por las calles céntricas de Tigre en dirección al Palacio Municipal, con las consignas de disolución inmediata del COT, cárcel para Héctor Sosa y renuncia inmediata de la secretaria de Protección Ciudadana María Eugenia Ferrari. 
 
El Partido Obrero de Tigre publicó varios materiales apoyando la iniciativa y planteando una perspectiva política. Debemos avanzar en unificar las luchas y las reivindicaciones referidas a la inseguridad que afecta a la población trabajadora, que tiene entre sus principales causas al aparato represivo.
 
 

Compartir

Comentarios