fbnoscript
9 de diciembre de 2016

La Rioja: el gobierno desestima graves denuncias de las asambleas ambientales

 

Organizado por la Secretaría de Ambiente de La Rioja y el Ministerio de Ambiente de la Nación, se desarrolló el “Primer Taller Regional sobre la Encíclica Laudato Sí y Educación Ambiental”.
La Encíclica Laudato Si es la proclama del Papa Franciso referida al cuidado del ambiente.
 
En Chilecito, el taller estuvo a cargo de Alejandro Lamberti, miembro de Scholas Occurrentes, hombre de Bergoglio y funcionario en el gobierno nacional en el ministerio de Sergio Bergman. Luego de explicar los fundamentos de la encíclica, planteó el eje central: la política de “mediación” que viene impulsando el Vaticano en todo el mundo, particularmente en Latinoamérica, con el objetivo de articular las organizaciones populares e instituciones como la Iglesia, en espacios de diálogo, que posibiliten debates sobre las problemáticas en la agenda ambiental. Se trata de una agenda reaccionaria, en tanto busca contener la reacción de los pueblos ante la crisis social y la depredación ambiental.
 
La Asamblea El Retamo intervino para informar sobre la situación que se vive en Nonogasta, luego de 30 años en que la curtiembre Curtume (ex Yoma) ha vertido desechos altamente contaminantes a cielo abierto y sin ningún tipo de tratamiento. Luego denunció la seguidilla de promesas incumplidas de los gobiernos anteriores y del actual, hechas tanto por el secretario de Medio Ambiente, Santiago Azulay, como por funcionarios nacionales.
 
Lamberti, el representante papal, se limitó a decir -ante las denuncias y sus consecuencias sobre la salud de los pobladores- que solo podía respetar en silencio “tanto” dolor; una falta de respeto viniendo de un funcionario con responsabilidades. Por su parte, el secretario de medio ambiente, Santiago Azulay, trató de mentirosos a los asambleístas y los acusó de oponerse a que se encontrara una solución a la problemática en Nonogasta. Azulay está hace un año en el ministerio pero integra el elenco de los partidarios del gobernador Luis Beder Herrera hace más de una década.
 
La situación de Curtume es para ellos “una piedra en el zapato”, ya que da por tierra con el falso discurso de la sustentabilidad y la responsabilidad con el que pretenden encubrir el desarrollo de la megaminería contaminante en La Rioja. 
 
Llamamos a los luchadores de Chilecito y Nonogasta a golpear como un solo puño a las políticas de los gobiernos nacional, provincial y municipal, representantes de las mineras y las empresas contaminantes. Los llamamos a organizar una jornada de lucha este 20 de diciembre y discutir un plan de lucha que le dé continuidad a lo ya avanzado en todos estos años.
 
Pedro Carrizo

Compartir

Comentarios