fbnoscript
20 de diciembre de 2016

No pueden ni deben gobernar: Asamblea Popular Constituyente en la Nacion y en las Provincias

Tapa de Prensa Obrera del 29 de noviembre de 2001
La subsistencia de este régimen político es un crimen social. Hace un par de horas murió un chico discapacitado por desatención de parte del Pami.
 
La cantidad de enfermos que corre peligro de muerte por falta de medicamentos o atención, crece de día en día.
 
El Pami sufre las consecuencias del "déficit cero", pero no ocurre lo mismo con los tenedores de la deuda externa, que están cobrando a expensas de las reservas del Banco Central.
 
Son estos acreedores quienes, además, están desangrando al Pami con tasas de interés del 35% anual.
 
El responsable no es solamente el gobierno. De la Sota acaba de decidir una reducción de las jubilaciones. Romero quiere agregar bonos provinciales a los Lecop. Kirchner le aplica el ajuste a los mineros del Turbio, en t anto que Sobisch lo hace con los trabajadores de Neuquen y con los obreros de Zanón.
 
Para evitar la masacre social es necesario dejar de pagar la deuda usuraria y reestr ucturar al país bajo la dirección de los trabajadores. Pero los "progreso" del ARI y del Frepaso lo ven de otra manera: dicen que el Pami vaciado lo deben dirigir los jubilados, claro que sin darles un peso para financiarse.
 
Es la misma centroizquierda "progre" que apoya la "reestructuración de la deuda" de Cavallo y la misma que fue a hablar a la convención de la Unión Industrial. A fuerza de querer atenuar el impacto del desenlace, lo han hecho más catastrófico.
 
La duración extrema que tiene la crisis capitalista, ha servido precisamente para desplegar sin lugar a la menor duda el completo agotamiento de la organización capitalista.
 
La dilación del desenlace no ha servido para nada, ha sido una sucesión de fracasos. Ahora el FMI y la gran banca de inversión norteamericana están reclamando la devaluación y la declaración formal de bancarrota.
 
En este cuadro de derrumbe no puede prosperar ninguna "concertación", y sí la caída del gobierno.
 
¿Es una salida que a De la Rúa lo reemplacen De la Sota o Ruckauf? La respuesta la saben ya los salteños y los cordobeses.
 
Al peronismo, que se proclamó ganador de los últimos comicios, se lo han comido los piojos en un par de semanas. Los capitalistas no tienen un eje de recomposición política.
 
Es necesario reunir en un frente político al movimiento piquetero; a los partidos de izquierda que se movilizan para echar a De la Rúa-Cavallo; a las organizaciones de desocupados; a las centrales sindicales de Córdoba que marchan contra De la Sota; a Foetra de Buenos Aires y Rosario que luchan contra la rebaja salarial; a los trabajadores y jubilados del Pami; a los centros de estudiantes ganados a Franja Morada; y es necesario llamar a todas las organizaciones populares, para emprender una movilización política y la huelga general para que el gobierno nacional y los de las provincias pasen a manos de asambleas populares constituyentes, que repudien el pago de la deuda externa y reestructuren al país sobre nuevas bases sociales.

Compartir

Comentarios