fbnoscript
15 de junio de 2006 | #950

Movilicémonos contra la entrega

La Convención municipal de El Bolsón ha retomado su “funcionamiento”, cada día más errático, signado por una serie inagotable de irregularidades y maniobras de todo corte. El oficialismo pretende imponer una nueva Carta Orgánica a la medida de las exigencias del gran capital que presiona por quedarse “con todo el paquete” de la comarca andina.
Pero el gobierno, pese a tener mayoría, ha encontrado sucesivos obstáculos para imponerla “a libro cerrado”.
La denuncia realizada contra siete de los ocho convencionales radicales por incompatibilidad de cargos terminó en escándalo (todos son funcionarios del gobierno, algo expresamente prohibido por el régimen electoral).
El debate sobre el “medio ambiente”
 
En la última quincena, el debate tomó finalmente estado público. La UCR presentó sus “Principios para la Reforma de la Carta Orgánica de El Bolsón”, que plantean otorgar poderes de excepción al Ejecutivo, regimentar (“perfeccionar”) los mecanismos de participación popular (plesbicitos, iniciativa popular, etc.), y modificar el sistema electoral para limitar el acceso de las minorías.
 
Plantean, además, priorizar “el crecimiento y desarrollo económico, el aumento de la generación y calidad del trabajo”, en oposición a la defensa del medio ambiente, lo que ha generado rechazo en una población sensibilizada por el tema.
 
El Inta, con un documento sobre el desarrollo de El Bolsón, denuncia ' la “actual especulación inmobiliaria” como uno de los responsables por “el avance de la degradación de los bosques y la persistencia de la actual emergencia habitacional para los sectores de menores recursos”; y alerta sobre la entrega de tierras fiscales a empresas ya que “los derechos que otorga la Constitución a la propiedad privada en nuestro país... impedirá fijar pautas que permitan asegurar el mantenimiento... de la calidad del agua, del paisaje, de la biodiversidad... y aún más, su utilización de uso público, recreativo o turístico...”. La responsable del Inta en El Bolsón y una de las autoras de este texto acaba de ser removida de su cargo.
 
Estas intervenciones, las denuncias de sectores ecologistas y del Partido Obrero y la reciente solicitud de diferentes comunidades mapuches de intervenir en el debate convencional, han creado un ánimo de debate sobre el tema en la población.
 
El Partido Obrero presentará un nuevo proyecto sobre medio ambiente, ratificando el carácter de “reservas fiscales a perpetuidad con fines de protección del medio ambiente” y por lo tanto “patrimonio social’ de toda la comunidad de las áreas de la Loma del Medio, los cerros Piltriquitrón, Lindo, Hielo Azul y Perito Moreno, los bosques de El Guadal y Las Guaitecas, las cataratas Escondida, de Mallín Ahogado y de la Virgen, el Lago Escondido y todas las superficies circundantes a los nacimientos de las cuencas hídricas, además de todas aquellas tierras que la costumbre acredite como tales. Sobre estas tierras existirá la absoluta prohibición de enajenarlas, total o parcialmente.
 
Pero no basta un proyecto, ni un centenar de ellos. Ayer Esquel y hoy Gualeguaychú marcan un camino. El mismo que volvimos a transitar la pasada semana contra los cateos mineros.
 
El Partido Obrero convoca a los trabajadores, la juventud, el pueblo de El Bolsón, sus organizaciones sociales, políticas y gremiales, a organizar la movilización popular contra la entrega de nuestro medio ambiente y de nuestro futuro a las transnacionales y a los especuladores.
 
 
* Leticia Garcia es convencional constituyente por el Partido Obrero en El Bolsón

Compartir

Comentarios