fbnoscript
22 de diciembre de 2016 | #1442

Sigue la toma de los trabajadores del Conicet

Por Tomás Eps @tomaseps
Pese al reclamo de Lino Barañao de que levanten la toma de Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCyT) antes de entablar conversaciones, los becarios del Conicet ratificaron la mañana  del miércoles 21 la medida que llevan adelante contra el despido de cerca de 500 investigadores, sumando a la medida un corte de calle en Godoy Cruz y Paraguay.
 
La toma cumplía al cierre de esta edición dos días y su continuidad fue aprobada en una asamblea de cerca de 500 personas. Frente a la contundencia de la protesta, Barañao había anunciado que abriría un nuevo diálogo con los becarios; sin embargo, el 21 afirmó que sólo reabriría negociaciones si se levantaba la ocupación del edificio -una extorsión que los becarios rechazaron en pleno.
 
El conflicto actual lleva cerca de dos meses, luego de que el ajuste en Ciencia y Tecnología en el presupuesto 2017 derivase en la no designación de 485 investigadores, que habían sido recomendados por las juntas de evaluación académica (sobre un total de 874).
 
Avanza la lucha
 
La lucha de los becarios -que cuenta con el apoyo de la gremial docente AGD-UBA, la Federación Universitaria de Buenos Aires y centros de estudiantes como el CEFyB (Farmacia y Bioquímica)- se replica en numerosos puntos del país. Los investigadores de La Plata mantenían al cierre de esta edición la toma de la sede local del Conicet, mientras el martes 20 fueron tomadas las de Córdoba y Rosario. Tuvieron lugar también protestas en Mar del Plata, Mendoza, Tucumán, Salta y Bariloche, entre otras.
 
La continuidad de la toma es impulsada por el nucleamiento Jóvenes Científicos Precarizados. Las organizaciones kirchneristas (La Cámpora, Científicos y Universitarios Autoconvocados, Ciencia y Técnica Argentina, la gremial docente Conadu -dirigida por Carlos De Feo-) se habían opuesto a la medida y abandonaron el edificio del MCyT. Esta orientación se explica por sus estrechos lazos con el directorio del Conicet, integrado por Dora Barrancos, referente de los K. Con el avance del conflicto, se vieron obligados a levantar las medidas paralelas a la toma que habían programado y regresaron al edficio. 
 
Circulan versiones de que Barañao ofrecería a los investigadores despedidos incorporarse en otros organismos estatales, como el Inti, el Inta y la Conea.
 
 
Foto Javier Entrerriano

Compartir