fbnoscript
9 de diciembre de 2004 | #880

Convocatoria a Plaza de Mayo Aniversario

Aniversario del Argentinazo en todo el país

A tres años de la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre están pendientes las aspiraciones populares y nacionales que lo originaron y se han agravado las condiciones de miseria, explotación y sometimiento nacional.
 
El triunfo de la huelga telefónica, conquistando el aumento salarial ha derrotado a los pulpos privatizadores y al congelamiento del gobierno. A la par del triunfo logrado con la reincorporación y la liberación de los ferroviarios presos por luchar, la victoria de la ocupación de los estudiantes del Comahue rechazando la Ley de Educación Superior, la libertad de los presos políticos del 31 de agosto, abren un camino junto a docentes, los trabajadores del subterráneo, los portuarios, los petroleros, que se imponen a la tregua sindical y confluyen con la lucha piquetera para enfrentar la política de desocupación, hambre y flexibilidad laboral.
 
El gobierno Kirchner ha rescatado a la banca confiscando a los ahorristas, a los asalariados, a los jubilados, a los desocupados y viene por más mediante los superpoderes y el presupuesto del 2005, un tercio del cual está destinado al pago de la deuda externa.
 
Llegamos a este aniversario en medio de otra extorsión de los banqueros, el FMI y el tesoro norteamericano. Cada entrega del gobierno conduce a otra.
 
La deuda se paga con el hambre de los asalariados, jubilados, desocupados y demás sectores populares, cuyos ingresos son inferiores en un cuarto a los del 2001; mientras los pulpos petroleros, exportadores, privatizadores y terratenientes embolsan cuantiosas ganancias, tenemos desnutrición en un país que produce alimentos para 300 millones de personas.
 
Quienes vinieron con el cuento de la nueva política, “nacional y popular”, apoyaron a Bush, profundizaron la dependencia con los países imperialistas con la entrega de los recursos naturales y la plataforma submarina mediante la estafa de Enarsa, renovaron el curro de las privatizaciones, cedieron a los tarifazos y están pagando deuda externa como nunca antes.
 
Quienes agitaron el pañuelo de la Madres en la ONU, se han desbarrancado a una represión que mantiene encarcelados a más de 30 presos políticos, atacó a obreros, piqueteros, vendedores ambulantes, estudiantes, quienes tenemos ahora más de 4.000 procesados.
 
Lejos de resolver los reclamos de las organizaciones de los trabajadores, el gobierno continuista ha tratado de cooptar al gobierno a sus dirigentes mediante prebendas y trenzas políticas y metió una cuña en el movimiento piquetero. Apoyándose en la vieja burocracia sindical logró la tregua de las centrales sindicales.
 
Pero no ha podido detener la lucha de los trabajadores que paran los subtes, los ferrocarriles, los teléfonos, el petróleo, la justicia, las escuelas, la salud, el Estado, la lucha de los piqueteros que ocupan las empresas en la Patagonia, de una clase obrera ocupada y desocupada que confluye y se une en sus huelgas y sus piquetes, de los trabajadores de empresas bajo gestión obrera que defienden el terreno conquistado. No ha podido detener el derrumbe de los viejos partidos en las universidades asoladas por el ahogo presupuestario, como tampoco la lucha de los estudiantes.
 
La impunidad de los responsables de las víctimas del 19 y 20 de diciembre, el gatillo fácil, la asociación de la justicia y las policías al delito, la impunidad de la Amia, de la masacre del Puente Pueyrredón, los compañeros Ibáñez y Cuellar asesinados en Jujuy y el atentado no esclarecido de Plaza de Mayo, son expresiones de un gobierno que vino a reconstituir la autoridad del Estado contra las masas, a intentar apagar la llama de la rebelión popular y que ahora pasa a reprimir apoyándose en los sectores más reaccionarios.
 
Hacemos este acto llamando al pueblo argentino a apoyar las luchas en curso, a luchar contra el gobierno y su política, a luchar contra todos sus socios que, aún reclamándose opositores o semiopositores, han hecho de la deuda externa, la represión, la devaluación salarial, el rescate de los grandes monopolios y banqueros y el envío de tropas a Haití, “cuestiones de Estado”.
 
En la Plaza de Mayo y en las plazas del poder político de todo el país se harán actos de los trabajadores en lucha, de los familiares de los presos políticos, de las organizaciones piqueteras independientes del gobierno, de las organizaciones populares y políticas contrarias a este sistema de hambre, represión y sometimiento nacional.
 
Por la libertad de los presos políticos. No a la represión del gobierno Kirchner. Cárcel a los asesinos de los caídos en la lucha popular. Por el desprocesamiento o la amnistía a los luchadores populares.
 
Aumento general de salarios y jubilaciones ya, salario mínimo equivalente a la canasta familiar. Trabajo para todos, reducción de la jornada a seis horas sin afectar el salario. Nulidad de la flexibilidad laboral. Subsidio de 350 pesos para los desocupados.
 
Por la coordinación y el apoyo a las huelgas, ocupaciones y piquetes de los trabajadores ocupados y desocupados, fábricas bajo gestión obrera, estudiantes, víctimas del gatillo fácil y demás sectores populares en lucha. Defensa de las direcciones combativas.
 
No pago de la ilegítima y fraudulenta deuda externa. No al pacto Kirchner-FMI.
 
Fuera yanquis de Irak, solidaridad con la heroica resistencia del pueblo iraquí. Retiro inmediato de las tropas argentinas de Haití.
 
Contra la agresión imperialista a Cuba y Venezuela.
 
Viva la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre.
 
Firman más de 80 organizaciones piqueteras, sindicales, estudiantiles, partidos políticos y organizaciones de derechos humanos y populares en general.

En esta nota:

Compartir

Comentarios