fbnoscript
8 de marzo de 2017

Blanqueo: ni con “bono mágico”

Los diputados del Frente de Izquierda reclamarán la anulación de la prórroga del Bonar 2023.
El gobierno de Cambiemos, a través de un DNU, acaba de prorrogar el plazo de vencimiento para acceder a la compra del Bonar 1% 2023 hasta el 31 de marzo de 2017, tres meses más de su fecha original, para quienes se adhieran al Régimen de Sinceramiento Fiscal (blanqueo de capitales). Es que, según informó el mismo Ejecutivo, la emisión de este bono aún no ha sido completamente colocada.  Recordemos que el Bonar 1% 2023, junto con otros, se lanzó como parte del financiamiento de la ley de “Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados”, que mejor podría llamarse la ley de la “Gran Confiscación Jubilatoria”, la cual fue rechazada por nuestros diputados del PO-FIT en el recinto.
 
Ahora, los evasores y lavadores de dinero tendrán tiempo hasta fin de mes para la compra de este bono, que en el mercado de capitales es conocido como “bono mágico” o “3x1”, ya que está exceptuado de todo tipo de impuestos (por ser un bono de tipo intransferible) y permite blanquear el triple. ¿Qué quiere decir esto? Que multiplica por tres el monto exteriorizado o blanqueado libre de impuesto. Es decir, si se compran 100 mil dólares de Bonar 2023 se pueden blanquear bienes por 300 mil dólares (según consta en la síntesis de Prensa de la Cancillería).  
 
En momentos del lanzamiento del bono, un diario afín al gobierno marcaba que por el interés que suscitó era probable que se agote el cupo de 5 mil millones de dólares de emisión global autorizada. Sin embargo, los 660 millones de dólares de emisión real quedaron muy lejos del objetivo fijado. Según especialistas, desde el sector financiero se desaconsejaba la suscripción, en parte, debido al tipo de cambio planchado y recomendaba invertir en Lebac, que pagaba una alta tasa de interés en pesos. Una bicicleta clásica.
 
Ni con un “bono mágico” el gobierno logró reunir las “inversiones” que aspiraba. La prórroga es la misma metodología que usaron los K ante el fracaso reiterado de sus propios blanqueos. En el fondo de este fracaso está la crisis económica, con una incesante caída industrial, una inflación por encima del 34%, el crecimiento de la deuda y una balanza de pagos deficitaria.
 
Con el blanqueo MM no es necesario repatriar los bienes ´exteriorizados´, se pueden declarar y dejar en el exterior, lo que explicaría en parte esta fuga. Según los últimos datos publicados por el Banco Central, en el primer mes del año se fugaron divisas en concepto de Formación de Activos Externos (FAE) del Sector Privado no Financiero (SPNF) por U$S 1.945 millones; 23% más que el año previo.
 
El Bloque del PO-FIT en el Congreso presentará un proyecto de rechazo a decreto de la prorroga y le reclamará a la Bicameral una reunión urgente para tratar el tema. Nos oponemos a este nuevo premio para los evasores y lavadores seriales, donde entran de lleno los Lázaro Báez y los Calcaterra, los capitalistas offshore, cuando arrecian los despidos, suspensiones, paritarias a la baja, tarifazos y recorte de conquistas laborales sobre la clase obrera.
 
Rechazamos esta estafa de “reparación histórica” a los jubilados y planteamos un aumento de emergencia de $6000 para todos los jubilados, la reposición del 82%, única verdadera reparación jubilatoria, sobre la base de la reposición de los aportes patronales y el blanqueo inmediato de todos los trabajadores en negro y el pase a planta de los precarizados.

Compartir