fbnoscript
30 de marzo de 2006 | #939

En Córdoba

Multitudinaria movilización

Por E. S.
La mayor movilización en muchos años. 40.000 personas marcharon repudiando el golpe.La movilización y su preparación pusieron de manifiesto las perspectivas políticas de las diferentes fuerzas.
 
La convocatoria de los organismos de derechos humanos (fundamentalmente H.I.J.O.S) dejaba de lado al conjunto de las corrientes opositoras al gobierno nacional. H.I.J.O.S y los organismos actúan como voceros no oficiales del “juecismo”, con quien compartieron diversos actos oficiales. Montaron un festival con todo el aporte del municipio y leyeron un documento de fuerte crítica a De la Sota, pero que ni siquiera al gobierno nacional (aunque se ve obligado a reclamar el retiro de la Gendarmería de Las Heras).
 
“La izquierda que se une... a la política oficial”
 
Los partidos de izquierda y las organizaciones piqueteras hicimos un bloque propio dentro de la marcha. Que se diferenciaba por la denuncia de la política de entrega, miseria y represión del gobierno. El carácter militante de la columna sumaba adherentes a su paso, engrosándose notablemente.
 
Pero cuando decidimos (dos cuadras antes de llegar al palco del festival oficial) desviarnos para poder leer el documento nacional, el MST-Unite y el Partido Comunista decidieron seguir a la columna de los organismos y del kirchnerismo (que armó columna propia) y participar de la lectura del documento oficialista.
 
Aunque el MST El Socialista participó del documento opositor y de su lectura, su legisladora, Liliana Olivero, se había subido los días previos al carro de la política oficial en torno al golpe.
 
Liliana Olivero, junto a funcionarios de la Municipalidad y legisladores del Frente Nuevo, solicitaron en la jefatura de la policía provincial una “necesaria autocrítica”. Aunque en principio no había disposición a ello. De la Sota obligó al jefe de Policía a hacer pública una autocrítica, alegando los “oscuros personajes que degradaron la institución”. Para Olivero esto no se hubiera hecho “si no mediaba un pedido expreso de la unicameral” (La Voz del Interior, 25/3). ¿Pero a quién “redime” esta “autocrítica”? 
 
El PO
 
La columna del Partido Obrero fue la mayor de los últimos años. Más de 1.200 compañeros, 170 periódicos vendidos, un constante canto de consignas denunciando al gobierno y la represión, miles de volantes repartidos.

Compartir

Comentarios