fbnoscript
30 de marzo de 2006 | #939

Catamarca: Un 24 de Marzo de lucha

El acto del 24 en la Plaza 25 de Mayo de Catamarca fue el más nutrido de los últimos diez años. Fue el único acto de contenido popular, ya que las restantes actividades que se realizaron fueron académicas o cerradas entre las paredes de los despachos oficiales. Fue convocado por ATE-CTA, Suten-CTA, Liga por los Derechos del Hombre, ex detenidos políticos, Familiares de Desaparecidos Políticos, Agrupación La Maza-Unca, Agrupación Luis Franco-UJS, Movimiento Universitario de Izquierda, Partido Comunista, Partido Humanista, Partido Obrero, Polo Obrero.
     
En el acto se leyó un documento que señala la continuidad de la dictadura con la democracia: “En Catamarca, la vuelta a la democracia formal en 1983, inició una etapa en la cual muchos colaboradores del autodenominado ‘Proceso de Reorganización Nacional’ siguieron ocupando cargos de responsabilidad en distintos estamentos del Estado y de algunos partidos políticos. La entronización de la impunidad y, por contrapartida, de la debilidad de nuestra memoria histórica, fue el regreso a la gobernación de la provincia de un ex gobernador procesista”.
 
El documento también remarca el desarrollo de la resistencia del pueblo explotado: “La lucha popular tuvo un punto de inflexión en las heroicas jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001. La oleada de piquetes, puebladas y paros que se venían sucediendo desbordó en esas jornadas en las que el pueblo se volcó a la calle...”.
 
Las organizaciones convocantes denuncian que “Ya recorrida más de la mitad de la gestión del gobierno de Kirchner (...) la brecha entre los ingresos de los pobres y la burguesía se ha agigantado. Con Kirchner el número de luchadores sociales procesados y encarcelados por defender los intereses de los sectores populares aumentó considerablemente”. (...) “En los hechos (es) una continuidad negociada del régimen” y reivindica las banderas históricas de los movimientos democráticos por los derechos humanos.
 
Los convocantes denuncian que “se ha profundizado la entrega al FMI, el pago de la deuda externa, se convalidaron las privatizaciones, se avanzó en la devaluación del salario y la liquidación de las conquistas obreras...”.
 
Plantean que “se sigue permitiendo en Catamarca que las empresas extranjeras logren enormes ganancias a costa de la destrucción del equilibrio de nuestro ecosistema. La gran minería a mediano plazo significa más hambre y marginalidad. Se sigue permitiendo en Catamarca que las empresas privatizadas de servicios públicos aumenten sus ganancias renegociando sus obligaciones en acuerdos espurios con el Estado y envenenando a los catamarqueños con agua plagada de nitrato”.
 
“A 30 años del golpe, resulta preocupante que en Catamarca, con la excusa de combatir la inseguridad, y de ‘normalizar’ a la protesta social, se apruebe un Código Contravencional que tiene como objetivo sancionar a todos los que reclaman por sus derechos y perseguir todavía más a los sectores empobrecidos...”. En el acto se señalo que “Las amenazas y ataques que están recibiendo sectores destacados de la clase obrera... buscan disciplinar a los luchadores... (que buscan) recuperar sus cuerpos de delegados, comisiones internas y sindicatos, echando a la traidora burocracia sindical”. Y el documento se pronuncia claramente: “¡Fuera la Gendarmería de Santa Cruz y de todos los conflictos sociales!”.
 
El documento unitario saluda también la lucha de “miles de jóvenes y sus familias (que) marchan por la masacre de Cromañón, poniendo en el banquillo de los acusados a los principales responsables políticos y materiales: Aníbal Ibarra y Omar Chabán”. Y plantea: “cárcel a los responsables políticos y materiales de la masacre de Cromañón”.
 
Fue un 24 de Marzo no sólo de memoria y verdad, sino, fundamentalmente, de lucha.

Compartir

Comentarios