fbnoscript
24 de marzo de 2017

La foto de Cambiemos y el agravio contra el 24 de Marzo

Una reunión de diputados del oficialismo "olvidó" las consignas históricas contra la impunidad.
Una reunión de diputados de Cambiemos fue el escenario de una provocación, en el día dela conmemoración del golpe de Estado de 1976, a 41 años de comenzada la dictadura.
 
Los diputados macristas se sacaron una fotografía que constituye un agravio a las reivindicaciones históricas del movimiento de derechos humanos y de lucha contra la impunidad. Reunidos en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso, los legisladores se agruparon en torno a las consignas "Nunca más a los negocios con los derechos humanos", "Los DDHH son de todos" y "Nunca más a la interrupción del orden democrático". Ninguna referencia a los desaparecidos, al genocidio y a las cuatro décadas de impunidad.
 
Por la mañana, durante una entrevista con Jorge Lanata, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, afirmó que "el número de 30.000 (desaparecidos) es una construcción" y que el gobierno comenzará a "revisar los contenidos educativos de la historia de esta Argentina reciente". El funcionario también tuiteó que "los argentinos no hemos procesado todo lo que pasó en la dictadura porque la política metió mucho la cola".
 
El gobierno pretende explotar el desprestigio en el que el kirchnerismo hundió a algunos dirigentes del movimiento de derechos humanos para redoblar su campaña política por la impunidad, la restauración de la "teoría de los dos demonios" y la "memoria completa", como vuelve a reclamar hoy la editorial de La Nación, proponiendo una Conadep de las víctimas de la guerrilla, como si se pudiera equiparar el poder represivo del Estado con la de pequeños grupos que fueron eliminados a sangre y fuego incluso antes del golpe. Por lo demás, La Nación buscar distraer la atención sobre la verdadera naturaleza del golpe: un plan de exterminio, instigado por la burguesía y el imperialismo, que se focalizó en la vanguardia obrera y que pretendió liquidar cualquier tentativa de resistencia a los planes económicos contra las masas.
 
Los "negacionistas" como el ex ministro de Cultura porteño Darío Lopérfido y el titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, no son "voces aisladas". Se articulan en una operación política estratégica, dirigida a rehabilitar la intervención de las fuerzas armadas en materia de represión interna, utilizando la excusa del narcotráfico e incluso de la distribución de ayuda social.
 
Entre los diputados que se tomaron la fotografía se encuentra el jefe de la bancada del PRO, Nicolás Massot, integrante de la familia dueña del diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca, cuyos directivos entregaron a sus trabajadores a los represores. El diario familiar del diputado Massot continúa publicando editoriales que reivindican la dictadura y reclaman la libertad de los genocidas presos. Los representantes del radicalismo, que proveyó a la dictadura más de quinientos intendentes, no perdieron oportunidad de posar junto a sus socios macristas.
 
Para luchar por justicia por los desaparecidos y cárcel para los genocidas marchamos en las multitudinarias columnas del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.
 
 
 
 

Compartir

Comentarios