fbnoscript
30 de marzo de 2017 | #1452

Conferencia político-electoral de la Provincia de Buenos Aires

Conferencia de la provincia de Buenos Aires: voceros y campaña por el congreso del movimiento obrero y la izquierda

La Conferencia del Partido Obrero de la provincia de Buenos Aires se realizó con 150 delegados electos de todos los rincones del distrito.
 
Abordó, en primer lugar, la nueva situación abierta por la irrupción de los trabajadores. Se consideró la política de ataque a los trabajadores por parte de Vidal y los límites que encuentra a partir de las luchas en curso, en primer lugar la huelga realizada por los docentes. Vidal, junto con los intendentes del PJ y el Frente Renovador, han co-gobernado la provincia llevando adelante el ajuste. La conferencia analizó las crisis políticas que se abren en el bloque gobernante a partir del descontento popular con las medidas de ajuste y el advenimiento del proceso electoral. También formó parte de las resoluciones, el rol del kirchnerismo en esta etapa y la delimitación que la izquierda revolucionaria debe llevar adelante con la política del “volveremos”, que se articula alrededor del viejo aparato del PJ, mientras el gobierno de Macri ataca a los trabajadores.
 
En este punto se valorizó la importante intervención de los dirigentes políticos y sindicales del partido en el último período, como portavoces y protagonistas de las principales luchas: Romina Del Pla, Alejandro Crespo, Víctor Grossi, “Chiquito” Belliboni, Amelia García, Daniel Rapanelli, Nora Biaggio, además de Néstor Pitrola, incluso y especialmente, después de su reelección como diputado nacional.
 
La conferencia resolvió una fuerte campaña de apoyo a los docentes, donde hemos desarrollado la orientación de la huelga general, y a todas las luchas en curso. También se analizó el rol de contención de la lucha obrera que juega la burocracia de la CGT y la CTA, así como la importancia de darle un programa y un carácter activo a la jornada de paro del 6 de abril. 
 
La conferencia también analizó el cuadro electoral que enfrentará el Partido Obrero y el Frente de Izquierda y resolvió un plan de preparación de fuerzas de cara la próxima etapa. Una de las principales resoluciones es darle todo el impulso a la campaña por un congreso del movimiento obrero y la izquierda comenzando por el pronunciamiento de activistas y trabajadores, y la realización de plenarios obreros de la Coordinadora Sindical Clasista en todas las zonas de la provincia de Buenos Aires con la presencia de los principales voceros políticos y sindicales.
 
La batalla política contra Cambiemos señalará que Vidal gobierna con el apoyo del peronismo y de Massa-Stolbizer, tanto en el Parlamento provincial como en los municipios. Hemos caracterizado la candidatura de CFK como una ofrenda a favor de un rescate del PJ, y como mascarón de proa de los punteros del ajuste. Nuestros candidatos serán los más aptos para la batalla de la izquierda obrera y socialista en el marco de las luchas obreras y sociales que caracterizan esta etapa convulsiva del gobierno Macri. Los activistas obreros y juveniles, de los barrios y de todas las luchas, serán los protagonistas de nuestras listas.
 
Analizamos también la política faccional y divisionista que se desarrolla al interior del Frente de Izquierda. El traslado a la provincia de la candidatura de Del Caño fue caracterizado como un abandono de la lucha por retener la banca en la provincia de Mendoza, en pos de una disputa internista que transforma al FIT en campo de peleas faccionales, en lugar de herramienta de frente único, y claramente oportunista. Es que la provincia ha sido el único lugar del país donde el FIT, encabezado por el PO, ganó dos veces la elección a diputado nacional. La conferencia marcó la contradicción entre quién se jactó de atacar la “casta política” y tomó sus métodos de manipulación electoral. También se analizaron las características de fondo de la política del PTS, y sus repetidas adaptaciones al nacionalismo burgués, la asimilación a variantes del feminismo desprovistas de un carácter de clase y su política faccional en el movimiento obrero. 
 
La Conferencia del Partido Obrero designó a decenas de voceros que son protagonistas de la lucha cotidiana en la provincia, con el objetivo de llevar adelante una fuerte campaña política en apoyo a todas las luchas y un llamado a todos los activistas, organizaciones y trabajadores a unificar fuerzas de cara a un congreso común del movimiento obrero y la izquierda para presentar un programa de salida a la crisis de la mano de los intereses de la clase obrera. Néstor Pitrola, Romina Del Plá, Guillermo Kane, Daniel Rapanelli y muchos otros reconocidos compañeros estarán a la cabeza de esta campaña.
 
La resolución sobre el interior provincial, donde se extiende día a día la estructuración del PO, es uno de los instrumentos centrales aprobados, con el objetivo estratégico de contribuir a una separación de clase de los explotados de la política “a favor del campo”, que es, en realidad, a favor de la oligarquía y los grupos financieros que operan en el agro.
 
La conferencia abordó la lucha de la mujer trabajadora y sus reivindicaciones en el conjunto de la campaña. También se tomaron resoluciones respecto de la lucha de la juventud, en particular la que se desarrolla con el peronismo al interior de los centros de estudiantes del conjunto de las universidades, terciarios y secundarios de la provincia. El nuevo salto en el desarrollo del Polo Obrero estuvo presente como uno de los principales desafíos de la etapa. El aumento de la carestía golpea fuerte en las barriadas que son una verdadera olla a presión. También se tomaron resoluciones centrales sobre la comunicación de nuestras ideas, las redes sociales y la Prensa Obrera.
 
El PO, que vino de una columna colosal, la más grande de su historia el 24 de Marzo en Plaza de Mayo, sale a la cancha preelectoral con una clara campaña de articulación de la intervención política con la agudización de la lucha de clases.
 
 
Foto: Javier Entrerriano
 
 
También te puede interesar:
 
 
 

 

Compartir

Comentarios