fbnoscript
27 de abril de 2017 | #1455

Santa Cruz: Masiva asamblea resuelve profundizar la lucha

Una gran asamblea de trabajadores y vecinos ha votado paro provincial y movilizaciones para el jueves 27, un corte de rutas para el viernes 28 de abril y un gran acto el 1° de Mayo en apoyo a todos los reclamos. Fue la tercera asamblea y marca el crecimiento de la rebelión popular. A la huelga estatal se han sumado los viales con un paro de 72 horas. A los acampes de judiciales y jubilados se ha sumado otro de los maestros. Las asambleas se van extendiendo a otras localidades y está planteado un congreso provincial de todo este vasto movimiento.
 
La virtual huelga general que se desarrolla en Santa Cruz ha obligado al gobierno de Cambiemos a “aparecer” ofreciendo 850 millones de pesos de ayuda. Lo ha hecho con la condición de que se adopten más medidas de ajuste contra los trabajadores, en particular la reducción de personal y la reforma jubilatoria, además del pedido - bajo cuerda- de la derogación de la Ley de Lemas.
 
La crisis plantea a los trabajadores el desafío de superar tanto el ajuste de los K como el de Eduardo Costa y Mauricio Macri. ¿Qué dirá Costa del reclamo de Frigerio de anular los derechos jubilatorios?
El Partido Obrero se ha pronunciado contra una eventual intervención federal a la provincia, que, por ahora, no quieren ni los K ni el gobierno nacional, unos para no perder el poder y preservar su impunidad y otros para que Alicia haga el trabajo sucio del ajuste.
 
Por otra parte, en la empresa YCRT (Yacimientos Carboníferos Río Turbio) el interventor nombrado por Macri y Costa ha producido despidos, ha abierto retiros voluntarios y está planteando la eliminación de varios artículos del Convenio Laboral. Allí hace 27 días que cinco mineros despedidos duermen en las instalaciones de la Administración que mientras tanto está vacía y custodiada por gendarmería. Recién hoy, 26 de abril, ATE está realizando un paro provincial en el que se reclama la reincorporación de los 80 despedidos (desde enero) de YCRT, entre otros temas.
Hay amenazas de despidos masivos ante el relativo fracaso del plan de retiros voluntarios. ATE, que ha tenido un viraje de respaldo al gobierno provincial, se ha negado a participar de las asambleas públicas que son el factor más dinámico del plan de lucha en curso. Este curso de acción ha generado roces al interior de la Mesa de Unidad Sindical y también un funcionamiento gremial de ATE sin asambleas, con predominancia de su aparato sindical.
 
Hoy, se está concretando un paro petrolero que fue una decisión de cúpula en reclamo de inversiones en el sector y como freno a una creciente ola de despidos. El paro se desarrolla con la presencia de piquetes en varias rutas de la provincia.
 
A escasos días de la represión a manifestantes en la casa de la gobernadora, la versión que pretendía considerar el hecho como fruto de un grupo de vándalos fue doblemente aplastada por una marcha de casi 10.000 personas en repudio a la represión y el paro masivo de la CTA, que se cumplió el día lunes 24, al que se sumaron gremios de la CGT como Amet y Viales.
 
La fractura del PJ- FVS
 
Se reunió el Congreso del PJ, en Piedrabuena, que es un reducto del FVS. Los congresales debieron sesionar bajo el asedio de unos cien manifestantes que les reclamaban una salida. De 114 congresales apenas reunió a poco más de 70 y ante el intento de emitir un documento de respaldo a la gobernadora y de repudio a los manifestantes de la noche del viernes, se partió: una parte de los delegados se retiró y el texto lo aprobaron apenas 35 congresales. El desarrollo de la movilización popular se combina con el derrumbe de los aparatos del poder en Santa Cruz.
 
El tema central de debate es en este cuadro que se abran las cuentas de la provincia a una Comisión Obrera y Popular electa en asamblea y que la ayuda de Nación para normalizar el pago de salarios se haga sin condicionamiento alguno de ajuste contra los trabajadores. El Partido Obrero impulsa entre otras acciones la reestatización del banco Santa Cruz, la confiscación de los bienes de Báez, un impuesto de emergencia a petroleras, mineras, pesqueras, casinos y el gran comercio.
 
La crisis de Santa Cruz viene de lejos y lo que se presenta como quiebra es la expresión de un saqueo, que comenzó con la privatización del Banco Provincia, de YPF e YCF y con la salida de los fondos de Santa Cruz al exterior - 1100 millones de dólares. El desfalco continuó con la obra pública de Lázaro, con el vaciamiento de Repsol asociado a Eskenazi y finalmente con el desconocimiento del daño ambiental tasado en 3500 millones de dólares al momento de la falsa “renacionalización” de YPF.
 
Exigimos la derogación de la ley de Lemas y el desmantelamiento del régimen K. Planteamos una Asamblea
Constituyente convocada por los movimientos de trabajadores y vecinos en lucha.

Compartir

Comentarios