fbnoscript
27 de abril de 2017 | #1455

Mendoza: vamos al 1° Congreso por el Trabajo, la Tierra y la Vivienda

Las importantes lluvias de los últimos meses han dejado en evidencia la ausencia de un plan de obras públicas y previsión de las inclemencias climatológicas en la provincia de Mendoza. También la extrema precariedad y el hacinamiento habitacional de un gran porcentaje de familias trabajadoras.
 
Durante muchos años, la obra pública fue orientada a favorecer la especulación inmobiliaria. En cambio, barrios como el Olivares, de la Ciudad; el Castro, de Guaymallén; Piedras Blancas, de Godoy Cruz, o Valle Encantado, de Luján, esperan, en algunos casos durante décadas, la urbanización y construcción de viviendas que reemplacen a las casillas de emergencia.
 
La falta de asfalto, desagües y cloacas se ve agravada por el aumento de la desocupación y el trabajo precario que golpean duramente las barriadas obreras de Mendoza. En este aspecto, en el interior la situación es más preocupante aún: así es que en pueblos como Las Catitas se disimulan la desocupación masiva con una multiplicidad de becas y planes sociales municipales.
 
El Polo Obrero tomó en sus manos la organización de la asistencia a los damnificados por las tormentas de los últimos días. Hemos dirigido el reclamo de materiales al Estado y en los próximos días marcharemos al Instituto Provincial de Vivienda.
 
En los barrios pusimos en marcha el empadronamiento masivo de los trabajadores que necesitan trabajo y vivienda, la elección de delegados y la organización de los reclamos particulares.
 
Vamos al Congreso de Tierra, Vivienda y Trabajo
 
La convocatoria al I Congreso por Trabajo, Tierra y Vivienda tiene por objetivo votar un plan de lucha y un programa que le dé respuesta de fondo a la discrecionalidad clasista con la que se maneja la obra pública. La puesta en marcha de la obra pública a cargo del Estado y bajo control de los vecinos y trabajadores se traduciría en miles de puestos de trabajo y permitirían erradicar las sobrefacturaciones y la aparición de nuevos “López”. El congreso busca crear las herramientas de lucha reivindicativa y política contra el programa capitalista del desarrollo urbano y la dolarización de las viviendas, que hace más prohibitivo aún el acceso a la casa propia.
 
Esta iniciativa se enlaza con la campaña por un congreso del movimiento obrero y la izquierda para derrotar el ajuste y establecer una salida obrera y socialista a la crisis. En los próximos días, la diputada nacional Soledad Sosa y demás referentes del PO mendocino comenzaran una gira de charlas y mateadas en las barriadas obreras, fincas y chacras para explicar su finalidad estratégica, que es la de postular a la clase obrera como alternativa de poder.

En esta nota:

Compartir

Comentarios