fbnoscript
3 de junio de 2017

La Rioja: este domingo, vamos con el Frente de Izquierda

Este domingo 4 de junio 7 departamentos de La Rioja renovarán sus bancas en la legislatura provincial; se pondrán en juego 18 escaños, 8 de los cuales pertenecen a la capital provincial que será el centro de la batalla. El Frente de Izquierda participa en estas elecciones con una lista común encabezada por Carolina Goycochea de Izquierda Socialista y seguida por Belén Romero, del Partido Obrero.
 
La elección abrirá, junto con otras elecciones provinciales, el calendario electoral del año y se llevará a cabo en medio de una profunda crisis política que atraviesan los distintos bloques patronales. El PJ, liderado por Luis Beder Herrera y el gobernador Sergio Casas se presentó sin alianzas y aparecen, a su vez, otras cuatro variantes del peronismo local que responden a distintos funcionarios, siendo la más importante la presentada por el intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, que presenta a su vice intendente como oposición al bederismo. Fuerza Cívica Riojana- Cambiemos llega fracturado y con posibilidades de caer electoralmente en el distrito donde vienen ganando las últimas elecciones, que es justamente la capital.
 
Crisis y campaña electoral
 
La campaña transcurrió en medio de una profunda crisis que vive la provincia, con más de 1.500 despidos y suspensiones en el Parque Industrial, que vive la peor crisis desde que se creó y con el cierre de la fábrica Puma en Sanagasta, que golpeó en el propio inicio de la campaña. El domingo se votará sin saber si los estatales cobrarán un adicional de 1.500 pesos que venían cobrando en los últimos meses y que el gobierno provincial decidió quitar en las últimas semanas. Los tarifazos a la luz y el agua también golpearon duro en el bolsillo de los trabajadores que llegaron a pagar boletas de hasta 5.000 pesos.
 
 
En todos estos puntos, las responsabilidades de los gobiernos municipal, provincial y nacional son totalmente compartidas y queda demostrado que las distintas variantes del peronismo y Cambiemos conforman una misma coalición del ajuste. Así, la campaña transcurrió sin pena ni gloria, sin grandes actos ni caravanas de cierre e incluso con el intento explícito de proscribir todo tipo de campaña por parte del municipio que lanzó la campaña “ciudad limpia”, que consistía en impedir pegatinas y pintadas en toda la ciudad, montando un gran operativo de provocaciones policiales contra militantes. Esto fue refrendado por la oposición macrista, ya que el presidente del bloque de la UCR en el Concejo Deliberante presentó un proyecto de “pegatina cero”, con el que buscaba sancionar la actividad proselitista por medio de una ordenanza.
 
La estrategia de evitar cualquier campaña es evitar la discusión política que evidencia que los distintos bloques están cerrando filas contra los trabajadores y en favor de los empresarios vaciadores. La elección del domingo, así, buscará afirmar a alguna variante como interlocutores a nivel nacional del ajuste en curso.
 
La campaña del Frente de Izquierda
 
En oposición a los partidos del régimen, el Frente de Izquierda realizó una campaña que denunció de conjunto las complicidades a la hora de ajustar de los distintos bloques, puso énfasis en la lucha contra los despidos, por el salario y contra los tarifazos. Un importante acto del primero de mayo (el más concurrido de todos) y un cierre con una piqueteada en el centro de la ciudad mostraron el crecimiento del FIT sobre la base de la delimitación respecto del bederismo y de Cambiemos. La campaña también puso un gran énfasis en la lucha por los derechos de las mujeres, al tener a la cabeza a dos grandes referentes de los Ni una menos en una provincia donde las complicidades estatales con la trata de mujeres es conocida a nivel mundial.
 
El gobierno busca evitar todo tipo de denuncias por parte de las mujeres a este régimen. Ya ocurrió en el desfile del último 20 de mayo, en el Día de La Rioja, cuando con un operativo de 400 policías reprimieron a las Madres del Dolor, que intentaban marchar frente a las autoridades. Por eso, desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda, convocamos a marchar masivamente este 3J y a votar por el Frente de Izquierda el 4J, contra los candidatos del ajuste y la entrega.
 

 
 
 

Compartir

Comentarios