fbnoscript
15 de junio de 2017

La amenaza de un patotero de Moyano a Pitrola en el programa de Graña

Por Tomás Eps @tomaseps
“Que no nos traicionen, porque si nos traicionan, nosotros vamos a traicionar de otra manera como hicieron aquella vez, cuando sacamos a los hijos de mil puta que estaban acá adentro, los zurdos de mierda, así lo vamos a hacer”, le dice en tono de amenaza un dirigente del sindicato de Camioneros a un grupo de trabajadores, cuya afiliación se encuentra en disputa con otro gremio, el de perfumistas.
 
La voz del audio reproducido días atrás en el programa televisivo de Rolando Graña es la de Oscar Borda, ni más ni menos que el secretario de Logística del gremio conducido por el clan Moyano. Y continúa: “Y la última, se nos escapó (Néstor) Pitrola porque no sabía dónde estaba la camioneta; si no, la hacía prender fuego también. Me tiene sin cuidado cualquiera, acá no va a terminar esto”.
 
 
Los Pedraza y los Moyano...
 
Borda refiere a un hecho sucedido en marzo de 2015, cuando nuestra organización se encontraba junto a trabajadores de diversos gremios y organizaciones estudiantiles y docentes en un acto de lucha por la reincorporación de un delegado gremial ilegalmente despedido en la empresa Amodil. Como denunciamos en tal ocasión, “la empresa liberó una patota a cargo de los delegados camioneros Diego Caseres, Sebastián Hidalgo y el Secretario General de la rama Logística, Oscar Borda y Jorge De Santiago, Secretario de Actas, también de la rama Logística (que) en una acción claramente criminal emboscaron la manifestación cuando la misma estaba desconcentrando”, con golpizas y amenazas de muerte.
 
No es difícil reconocer la familiaridad de este episodio con el del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra a manos de la patota de José Pedraza, que atentó contra una manifestación de tercerizados ferroviarios cuando ésta se estaba desconcentrando. La aparición de este audio muestra la continuidad del accionar mafioso de las burocracias; ante todo, contra quienes defendemos una perspectiva de independencia y lucha para las organizaciones de los trabajadores.
 
 
Garantías estatales
 
Como en los tiempos del kirchnerismo –cuando el ministro de Trabajo Carlos Tomada tramaba con un ya procesado Pedraza cómo conspirar contra las agrupaciones clasistas en el ferrocarril–, los métodos patoteriles continúan operando con la complicidad del Estado.
 
En otro audio filtrado recientemente, el ministro de Trabajo de la provincia de Córdoba le informaba a los burócratas de UTA (transporte) que “de los zurdos me encargo yo”.
 
El gobierno macrista cacarea sobre las “mafias sindicales”, mientras viene de sellar acuerdos con personajes como Gerardo Martínez –líder vitalicio de la Uocra, cuyas huestes ejercen casi como un deporte los ataques y asesinatos contra opositores, el último hace solo 15 días– y cuenta con los favores de esas mafias para firmar paritarias por debajo de la inflación y convenios flexibilizadores.
 
En la nación, las provincias y los municipios, aparece este mismo entramado criminal entre las empresas, las burocracias y el Estado, que jugó sus cartas recientemente contra la extraordinaria huelga del transporte de Córdoba, con un destacado protagonismo de los sectores combativos del gremio.
 
Los trabajadores necesitamos una nueva dirección de los sindicatos.
 

Compartir