fbnoscript
20 de abril de 2006 | #942

Orán

Abajo el impuestazo y el presupuesto de Barberá

Por Corresponsal
El intendente Barberá anunció, en la apertura de las sesiones del Concejo Deliberante, que aumentará los impuestos municipales. Esto quiere decir que colocará sobre las espaldas de los vecinos un aumento de la recaudación municipal para financiar los negocios de las privatizadas, los empresarios amigos y para aumentarles el salario a los funcionarios y las dietas a los concejales. Mientras tanto, los sueldos municipales siguen siendo de hambre. El PO rechaza los aumentos a los funcionarios y concejales; por el contrario, defiende, como en todo el país, el salario de los trabajadores municipales de 1.800 pesos, como marca el Indec. A esto se suma que en el municipio hay casi 200 changarines, que garantizan la recolección de residuos entre otros servicios y que trabajan totalmente en negro. Por eso, el oficialismo, con la complicidad de los otros bloques, quiso expulsar a la concejal del PO, Josefa Cardozo, cuando esta compañera denunció el trabajo en negro y la explotación infantil en el ingenio El Tabacal. La mitad de la población está en asentamientos, sin servicios y sin resolver en forma la tenencia definitiva de los terrenos. Con las últimas lluvias en las barriadas el agua nos llegó hasta las rodillas. En el presupuesto no hay plata para obras elementales en las barriadas, como tampoco para un programa de entrega de terrenos a las familias que lo necesitan. De las pocas obras que están presupuestadas, la mayoría son trabajos que deberían hacer las empresas privatizadas, como Aguas de Salta, la cual además aumentará sus tarifas un 20% más, con lo que el agua aumentó casi el doble desde 2004 hasta el día de hoy. La Ordenanza vigente Nº 1371/05 (que fue iniciativa del PO), obliga al Ejecutivo a dedicar el 2,5 por ciento del presupuesto general para la juventud (aproximadamente 500.000 pesos), “que será destinado para becas, comedores y merenderos estudiantiles, abono de transporte gratuitos, escuelas de oficios barriales y otros”. Barberá se niega sistemáticamente a dar esta plata a la juventud, cuando los chicos masivamente están siendo explotados por el Ingenio. Debemos organizarnos para impedir una nueva confiscación al pueblo. Hagamos asambleas en los barrios y preparemos una gran movilización al Concejo cuando se trate el presupuesto.
 
Abajo el impuestazo de Barberá. Que se obligue al Ingenio y a todos los terratenientes y grandes empresas a hacer una contribución extraordinaria para financiar las obras más urgentes en las barriadas.
 
Abajo el trabajo en negro. Que se retomen las tareas de los jornaleros del Ingenio. Blanqueo de los mismos a cargo de éste. Incorporación a la planta del Municipio de todos los changarines.
 
Aumento salarial para los municipales. Por un básico de 1.000 pesos para todos los trabajadores estatales.

Compartir

Comentarios