fbnoscript
24 de agosto de 2017 | #1471

Victoria precaria de Urtubey, gran desafío para el PO

En las Paso para diputados nacionales, el gobernador Urtubey festejó la victoria de su ex vicegobernador Zottos, que obtuvo el 37,9% de los votos como resultado de la sumatoria de todas las listas del oficialismo. Detrás le siguió el periodista derechista Martín Grande, candidato de Cambiemos, con un 24,2%; mientras que en tercer lugar -con un 17,3%- terminó el actual intendente de Tartagal, Sergio Leavy, por el Frente Ciudadano para la Victoria (FCPV). Nuestro compañero Pablo López quedó en cuarto lugar, con un 7,3%.
 
Sin embargo, la victoria obtenida por Zottos es precaria:  como candidato individual no llega al 12% de los votos emitidos. Y nadie puede asegurar que las cinco listas restantes, perdedoras, apoyen al ganador. 
 
La votación del periodista Martín Grande (Cambiemos), antes candidato a intendente del derechista amarillo Alfredo Olmedo, fue altísima, ganando individualmente en la capital y saliendo segundo en Orán. Sin embargo, casi el 20% de los votos de Cambiemos los proporcionó una lista radical alfonsinista que se presentó crítica tanto del macrismo como de la permanencia de la UCR en Cambiemos. Será difícil que esos votos sean mantenidos por Grande. De todos modos, la victoria electoral del macrismo a nivel nacional será utilizada como una palanca para buscar una victoria sobre Urtubey.
 
El cristinista Leavy (FCPV), por su parte, logró explotar a su favor la fractura de hecho del PJ, desplazado del frente oficial del que formó parte durante 10 años. Instaló que su lista sería el voto útil contra el ajuste. Un sector de la población votó a Leavy “con la nariz tapada”, ya que este y su fuerza, el Partido de la Victoria (PV), fueron históricos urtubeycistas hasta meses antes de la elección. El intendente de Tartagal tiene más de 800 trabajadores en negro y ha acompañado sin chistar el vaciamiento petrolero del norte provincial bajo los gobiernos de Cristina y Urtubey.
 
Por otro lado, Pablo López ha logrado una importante elección, superando los resultados tanto de las Paso como los de las generales 2015. Con el 7,35% quedó cuarto a nivel provincial y en la capital salió tercero, superando individualmente a todos los candidatos del frente urtubeycista. Sin embargo, esta votación se encuentra 3 puntos debajo de la votación obtenida en las Paso 2013, dificultando la lucha por la retención de la bancada nacional del PO-FIT salteño.
 
Elecciones locales
 
Las elecciones de cargos provinciales y municipales han seguido una dinámica diferente a la nacional, sobre todo en la capital salteña. La votación con dos sistemas el mismo día, voto papel y electrónico, junto con la enorme diáspora de candidaturas, ha aportado a la confusión de todo un sector de los votantes en favor de las múltiples listas del gobierno. En la categoría de Senador de la Capital, por ejemplo, Urtubey se consagró como ganador obteniendo un 40% más de votos que a diputados nacionales. Todo lo contrario pasó con Cambiemos y el FCPV, pero en particular con las listas del PO-FIT, dado que sacamos la mitad de los votos que obtuvimos a diputado nacional.
 
Para obtener ese resultado, Urtubey colocó  como candidatos al periodista Adrián “Chico Malo” Valenzuela y al médico filo PRO, ex diputado nacional, Bernardo Biella. Ambos se presentaron como hombres de “afuera de la política”, al igual que Martín Grande. Urtubey explota la tendencia a la ruptura de las masas con los viejos partidos patronales. Pero, también, el bloqueo de la clase obrera para enfrentar el ajuste y superar a los partidos que lo representan, lo que ha derivado en la concentración del voto en individuos que se arrogan la lucha “contra la vieja política”. Sin embargo, la contención dentro del frente oficialista, con una política idéntica a la que repudia la población, tiene plazos cortos y será puesta a prueba rápidamente.
 
Urtubey ya ha comenzado a explotar su “ventaja” para avanzar con la aplicación del ajuste: al día siguiente de las Paso, y en las paritarias docentes, ofreció un aumento para el segundo semestre de un 4% en dos cuotas (en el primero el aumento fue del 16% en cuotas).
 
La tarea por delante
 
La lucha por la representación salteña en el Congreso se concentra por ahora entre los candidatos de Macri y de Urtubey. El gobernador “presidenciable” puede ser derrotado por Cambiemos si no logra disciplinar a su tropa. Por su parte, el kirchnerismo local intentará terciar en la pelea para obtener la tercera banca en juego. Sin embargo, todos ellos deberán pasar la prueba de sus  contradicciones económicas y políticas. 
 
Urtubey ha triplicado la deuda provincial, todo para financiar gastos corrientes, por lo que la crisis fiscal está apenas disimulada. La paritaria azucarera no ha sido cerrada aún. Los femicidios en aumento exponen cada vez más claramente la responsabilidad del Estado y el gobierno provincial. La crisis social en Orán y San Martín, más el abandono de las comunidades originarias, es un polvorín. Todos estos elementos ayudarán a clarificar sobre el rol y el programa de cada fuerza política ante el ajuste capitalista. La importante elección que obtuvimos en Colonia Santa Rosa y que nos coloca en la lucha por reingresar al concejo local (7%), después de la victoria de una heroica huelga municipal, es un ejemplo de esta clarificación. Algo similar sucedió en el municipio de Orán, mientras que en Rosario de Lerma y Metán hemos obtenidos buenos resultados, impulsados por nuevos contingentes del Partido Obrero en esas localidades.
 
Redoblaremos esfuerzos para dar el salto necesario y defender la bancada nacional de Pablo López y la senaduría de Gabriela Cerrano. Los que pretenden presentar como algo imposible ese objetivo, deben recordar que en el 2013 nuestra victoria también en principio se presentaba así. Solo debemos armarnos para esta lucha política y lanzarnos al combate.
 
Hay que denunciar el ajuste macrista,  con el cual Grande colaborará abiertamente en caso de ser diputado nacional, y desenmascarar la impostura de los seudo opositores. 
 
La volatilidad de una parte de nuestro voto, refleja los límites en el desarrollo de una conciencia política que se traduzca en una fuerza social organizada y actuante mayor. Defendamos los espacios conquistados en la lucha contra el ajuste y para avanzar en una salida definitiva a la crisis y el ajuste, a través de un gobierno de trabajadores.

Compartir

Comentarios