fbnoscript
13 de octubre de 2017

Jujuy: semana negra para Morales

Huelgas en Ledesma, Minera Aguilar, docentes, y municipales. La salida es por izquierda
A una semana de las elecciones, han estallado varios conflictos en la provincia de Jujuy. Los obreros de Ledesma han vuelto a las medidas de fuerza, se ha decretado un paro en Mina Aguilar contra las malas condiciones de trabajo, hay paro de docentes y municipales, sumado a una movilización de trabajadores de Vialidad contra la privatización y de comunidades originarias por sus tierras.
 
Un gobierno incapaz de dar respuestas
 
Luego de casi dos años de gestión, Morales no ha podido mostrar ningún indicador de crecimiento. Peor aún, ha profundizado la crisis provincial aumentando exponencialmente su deuda, y la crisis social producto de la pérdida de miles de puestos de trabajo.
 
En el sector público, el gobierno provincial no ha logrado cerrar ninguna paritaria a esta altura del año; su propio Ministerio de Trabajo habilitó la liquidación de la mísera oferta realizada por el Ejecutivo. Frente al paro anunciado por los gremios, el gobierno ha vuelto a dictar la conciliación obligatoria, y ante el rechazo a la conciliación, ha anunciado que descontará los días de paro y sancionará a los gremios docentes (jujuyonlineNoticias, 12/10).
 
Los obreros de Ledesma volvieron al paro por 96 horas, luego de que la patronal volviera a ofrecer la paritaria más baja del sector azucarero, ofreciendo un aumento de sólo $40. Otro tanto sucede con los obreros de Mina Aguilar, que fueron al paro exigiendo mejoras en las condiciones de trabajo, donde están expuestos casi sin medidas de seguridad. El gobierno, en ambos casos, se ha puesto del lado de las patronales, denunciando a los obreros. A esto se sumó una marcha de los pueblos originarios en reclamo de sus tierras y una movilización de trabajadores de Vialidad Nacional contra el vaciamiento y la posible privatización de la misma.
 
La oposición política tradicional, ausente
 
En todos estos conflictos ha estado ausente la oposición política patronal. Particularmente, llama la atención el faltazo del kirchnerismo, cuando pretende presentarse como el que viene a combatir el ajuste. La oposición patronal no sale de una declaración “picante” en los medios, luego son partícipes del ajuste: todos los bloques han votado el presupuesto en la Legislatura, el endeudamiento provincial, la declaración de la emergencia en San Pedro que habilita el despido masivo de obreros de La Esperanza, etc.
 
La salida es por izquierda
 
La lucha contra un gobierno ajustador la tenemos que dar en todos los frentes: en la calle, en los sindicatos y en la contienda electoral. A una semana de las elecciones, llamamos a todos los trabajadores, las mujeres y la juventud a sacar las conclusiones políticas.
 
Un enorme sector de la población que creyó en el “cambio” se encuentra desmoralizado y otro tanto lo expresa desde el campo peronista. El Frente de Izquierda es la única fuerza política de la provincia que ha acompañado todas las manifestaciones contra algún ataque a la población, y es por eso que se ha instalado como una referencia popular.
 
Estamos frente a la posibilidad histórica de consagrar un bloque de legisladores del Frente de Izquierda que pueda llevar todos los reclamos al recinto, que pueda acompañar todos los procesos de lucha que se desenvuelven en la provincia. Invitamos a todos los simpatizantes a sumarse en este último tramo de la campaña y colaborar con las tareas de fiscalización, para defender el voto y la posibilidad de lograr por primera vez en la historia de la provincia legisladores de izquierda.

Compartir

Comentarios