fbnoscript
26 de octubre de 2017 | #1479

Santa Cruz: el voto a Costa es un espejismo

Eduardo Costa ha ganado una vez más una elección de medio término en Santa Cruz, tal como lo había hecho en 2009 y 2013. Cambiemos logró captar el grueso del descontento por el derrumbe económico y la corrupción kirchnerista, con un 44% de los votos.
 
Para una fuerza que impulsa el ajuste a fondo contra los derechos de los trabajadores esto es, a la vez, un logro y una estafa, ya que hicieron toda su campaña contra la corrupción y las medidas de ajuste de Alicia Kirchner, disimulando que se ejecutan en común acuerdo con el gobierno nacional. Si bien ha atravesado crisis internas fuertes, Costa es, a los ojos de la mayoría del electorado, la única opción para sacarse de encima a los K. Respecto a las Paso, Costa logró retener el grueso de los votos de sus fracciones internas, aunque retrocedió unos 2.000 votos.
 
Más aguda todavía es la estafa planteada por el Frente para la Victoria Santacruceña (FVS) de Alicia Kirchner, cuyo gobierno congeló los salarios y los liquida con atraso todos los meses. Arrinconado por grandes huelgas y movilizaciones, el kirchnerismo logró reunir, sin embargo, el 32% de los votos -sumó 4.500 respecto de las Paso-, gracias al aparato y la burocracia sindical (petroleros, Uocra, Aoma, CGT).
 
Que entre las dos listas del ajuste sumen el 76% es una muestra de que las conclusiones de la más brutal experiencia del ajuste que se vive en Santa Cruz no han sido asimilada conscientemente todavía por las mayorías. Kirchneristas y macristas lograron recrar un escenario de polarización electoral, favorecido por los pocos cargos en disputa. Entre ambos se llevaron más de las tres cuartas partes de los votos.
 
Este cuadro de polarización realza los logros del Partido Obrero-FIT (usamos esta expresión ya que casi toda la campaña recayó en el PO). Nos consolidamos como tercera fuerza con casi el 10% de los votos, y seguimos desarrollándonos en todo el territorio provincial. Se destacan los resultados obtenidos en Caleta Olivia, donde sacamos el 23% y disputamos el segundo lugar con los K, y Chaltén, donde con el 24% disputamos el segundo lugar con Costa.
 
En las Paso habíamos quedado unos pocos votos debajo del dos veces gobernador Daniel Peralta en la categoría para Senador y lo superábamos en la de Diputado, pero ahora los superamos en ambas. La lista de diputados que encabezó nuestro compañero Omar Latini reunió 16.100 votos.
 
Muy atrás quedó la lista oportunista armada entre el diputado provincial del Frente Renovador José Blassiotto y el aparato gremial de ATE degennarista, que se mantuvo en el 4% que había logrado en las Paso. Por su parte, Izquierda al Frente alcanzó el 3%.
 
Por un Plenario de Trabajadores
 
El pueblo de Santa Cruz ha atravesado penurias increíbles, como la falta de atención de la salud, el año lectivo casi perdido y los sueldos bajo la línea de pobreza. El gobierno en los hechos ha impuesto el congelamiento salarial en Santa Cruz y existe cierta desazón en el activismo estatal y docente, después de grandes luchas infructuosas. La clase trabajadora tiene que darle su propia salida a la crisis y unir todos los reclamos en un gran movimiento de lucha para hacérsela pagar a los corruptos y a las corporaciones capitalistas.
 
Tanto en el petróleo como en la minería y, sobre todo, en Río Turbio se vienen batallas fundamentales para defender los convenios y los puestos de trabajo. Se vienen dos años en los cuales intentarán profundizar el ajuste.
 
El Partido Obrero y la Coordinadora Sindical Clasista impulsaremos la realización de un Plenario de Trabajadores que vote un programa político sindical y un plan de lucha para alcanzar la victoria de todas las reivindicaciones populares.

Compartir

Comentarios