fbnoscript
6 de noviembre de 2017

Río Gallegos: una salida a la crisis del transporte público

El transporte público en la ciudad de Río Gallegos se encuentra en una crisis que se profundiza a través de los años, por una abierta política en defensa de empresas privadas, que lucran con un servicio público de vital necesidad  para los trabajadores y estudiantes. Los problemas en el servicio ya son conocidos: falta de mantenimiento en los vehículos utilizados; falta de programación en los horarios de recorridos; un mes sin servicio a la comunidad sin dar ningún tipo de explicación; no cumplimiento de la tarifa diferenciada tanto para estudiantes, jubilados como discapacitados. El gobierno municipal ha autorizado, además, como medida el rescate de la empresa Montecristo, tarifazos por decreto, llevándonos a tener el boleto más caro del país (con un valor de 15,90).
 
La empresa Montecristo de Alejandro Rossi (ex diputado nacional por el  kirchnerismo), ha alegado afrontar un déficit de 600.000 pesos, aun contando con diferentes subsidios y la aprobación de la última suba de tarifa, luego de un acuerdo con el intendente de la ciudad a mediados de 2017 (sin audiencia pública ni apertura de los libros de la empresa, todo un negocio a puerta cerrada).
 
Tarifa diferenciada y boleto estudiantil gratuito
 
La empresa no ha cumplido con la tarifa diferenciada en múltiples oportunidades, cobrándole a los estudiantes un porcentaje mayor al 40% determinado por la ordenanza municipal, o la totalidad del mismo. A su vez, dificulta el acceso al beneficio debido a lo engorroso de los trámites que hay que realizar.
 
Otra cuestión es la reticencia del gobierno kirchnerista a la reglamentación del boleto estudiantil gratuito, ley aprobada en el 2015 luego de una enorme lucha estudiantil.
 
Desde la UJS-PO llamamos a la organización de los estudiantes y los usuarios del transporte público, para exponer nuestras demandas ante el gobierno provincial y municipal para que se deje de atacar el bolsillo del pueblo trabajador en defensa de empresas privadas que lucran con un servicio público.
 
-Por la reglamentación del boleto estudiantil gratuito.
 
-Por la estatización del transporte público, pase a manos de sus trabajadores y de comisiones controladoras integradas por los vecinos de la ciudad.

En esta nota:

Compartir

Comentarios