fbnoscript
30 de noviembre de 2017

A instancias del PO, la Cámara de Diputados salteña repudió el asesinato de Rafael Nahuel

Los representantes de Cambiemos anunciaron una mayor militarización. El PJ-FpV se negó a repudiar los dichos de Bullrich y Michetti.

Este martes se discutió, a instancias del Partido Obrero, un proyecto de declaración en repudio al asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel, perpetrado por la Prefectura Naval. Nuestro dictamen planteaba un repudio a los dichos del gobierno, quien le asignó un “carácter de verdad” a la versión de Prefectura, avalando el gatillo fácil contra la protesta y cerrando la puerta a una investigación en regla.

El debate en el recinto no tuvo desperdicio. El flamante bloque del macrismo, ganador de las últimas elecciones, dejó expuesta en plenitud su veta fascistizante. Llegaron incluso a cuestionar el reconocimiento que la constitución da a los pueblos originarios y la ley 26.160 que se acaba de prorrogar en el Congreso. Peor aún, algunos quisieron justificar un asesinato por la espalda y sin pruebas de enfrentamiento a través de fotos falsas que circulan por los medios. El macrismo quiere sustituir el Estado de derecho por la inquisición medieval.

En un momento, un envalentonado diputado de Cambiemos sostuvo “la necesidad de frenar la violencia RAM, que ya se extiende al norte de la provincia”. ¿Están planificando usar el pretexto de una guerrilla inexistente también en Salta para ir a fondo con los desmontes y los desalojos? Estamos ante la tentativa de fabricar un enemigo interno para justificar la represión a la protesta. Lo cierto es que Urtubey ya se comprometió, en un acto de la Sociedad Rural salteña, a “despejar de cualquier traba legal el crecimiento de los negocios agropecuarios”, lo que implica una reforma de la Ley de Ordenamiento Territorial y habilitar el desalojo a una centena de pequeños productores del Chaco salteño.

Por su parte, el PJ y el kirchnerismo terminaron modificando el dictamen, para que “se concentrara” en repudiar el crimen de Nahuel pero sin rechazar la línea política del gobierno nacional que avala e impulsa estos hechos. De todas maneras el macrismo recibió con el pronunciamiento un golpe a su política de militarización, que ha dejado entrever que piensa extender del pueblo mapuche hacia todo el país.

Hay que quebrar el ajuste del tándem Macri-Urtubey-Romero como así también la política represiva que lo acompaña.

Compartir

Comentarios