fbnoscript
5 de diciembre de 2017

Gobernador Gregores: el Partido Obrero exige que se convoque a elecciones

El intendente Juan Vázquez pretende digitar su sucesión.

Tras los resultados electorales de las últimas legislativas, el intendente y diputado nacional electo, Juan Vázquez, afirmó que resolvería su sucesión en la intendencia designando al presidente del Concejo Deliberante en el cargo, el concejal Héctor Vidal.

Para justificarlo, Vázquez citó la Ley Orgánica de las Municipalidades, pero tomando el renglón que más le convenía. Ocurre que la Ley 55 prevé dos situaciones claras para estos casos. En su artículo 34 establece que “en los casos de vacancia, ausencia u otro impedimento del jefe del departamento ejecutivo, ejercerá sus funciones el Presidente del Concejo Deliberante. En los casos de vacancia del intendente y faltando menos de dos años para terminar su período, éste será completado por su reemplazante; en caso contrario (no habiendo superado los 2 años de mandato) se convocará al pueblo a elecciones extraordinarias dentro de los 90 días producida la vacancia”.

Nos encontramos frente a la segunda alternativa, pues Vázquez no supera aún los 2 años de mandato y abandonaría su cargo días antes de cumplirlos.

Pero esto no es lo único ni lo más importante de la crisis planteada.

Ocurre que el régimen político construido por el FpV-PJ, con complicidad de la UCR, a lo largo de los últimos 30 años en la provincia, establece la Ley de Lemas, que es un ultraje de la voluntad popular. Basta observar que el actual presidente del Concejo Deliberante fue electo con 618 votos -sin tener en cuenta Ley de lemas-, mientras que la lista del Partido Obrero obtuvo 506 votos, y el concejal más votado de la UCR, 257 votos. La trampa se revela cuando el FpV-PJ y UCR hacen uso de la Ley de Lemas, elevando su cantidad de votos a 1.415 el primero y 477 el segundo, lo que altera la proporcionalidad de bancas en el Concejo, dejando al FpV con 3 bancas, al Partido Obrero con 1 y la UCR con 1. Esta composición es la que hoy permite al FpV poseer la presidencia del Concejo. Sin embrago, sin Ley de Lemas, dicha proporcionalidad cambiaría sustancialmente, pues el Partido Obrero hubiese obtenido 2 bancas, al igual que el FpV. Por lo tanto el escenario político se hubiese desarrollado claramente de otro modo.

De esta manera el FpV, de la mano de Vázquez, quiere continuidad para seguir desarrollando una política que ha sumido al pueblo en el atraso, derrochando fondos públicos en obras mal realizadas o innecesarias sospechadas de sobreprecio y para seguir deteriorando la carrera del obrero y empleando municipal, sometido a re categorizaciones a dedo, con aprietes, sin libertad sindical, coartando la posibilidad de que el trabajador se organice para luchar por su recomposición salarial (actualmente el salario de un municipal en Gregores es uno de los más bajos de la provincia y en casi cuatro mandatos de gobiernos, Vázquez jamás permitió una paritaria). Por otro lado, Vázquez lleva adelante el ajuste propuesto por el macrismo, siendo uno de los primeros funcionarios K de la provincia en argumentar que “en Santa Cruz hay muchos empleados públicos y sueldos de privilegio…”’, lo que anticipa cuál será su actitud al momento de tener que votar en el Congreso las leyes y reformas del ajuste del Gobierno Nacional. No podemos dejar de remarcar, además, que Vázquez ha sido uno de los principales funcionarios en la Provincia en garantizar la entrega de los recursos naturales en manos de los emprendimientos mineros, y las condiciones para que los mismos concreten uno de los saqueos más grandes en la historia de Santa Cruz.

Sin lugar a dudas, la comunidad enfrenta a una situación nunca antes vista en el ámbito local: la imposición de una intendencia ‘virtual’, digitada por Vázquez.

Desde el Partido Obrero denunciamos este fraude político y exigimos que se respete la voluntad popular: que se convoque nuevamente a elecciones.

Compartir

Comentarios