fbnoscript
15 de diciembre de 2017

Córdoba: el PJ y Cambiemos votaron un presupuesto de ajuste

El PO denunció en las calles y en el parlamento este pacto ajustador

Este miércoles 13 se votó el presupuesto provincial en Córdoba.  La “novedad” fue que Cambiemos, sin fisuras (UCR, Pro y juecismo), votó junto a Unión por Córdoba (PJ)  el presupuesto 2018 que mandó el gobernador Juan Schiaretti. Junto a ello, aprobaron el Consenso Fiscal (Pacto Fiscal) que firmaron Macri y todos los gobernadores como parte de un paquetazo de medidas antiobreras que incluye el ataque a las jubilaciones y las condiciones de trabajo. 

El Partido Obrero realizó una denuncia en las calles y en el parlamento de este pacto ajustador, por medio de nuestro legislador Eduardo Salas, quien votó en contra (al igual que los otros legisladores del FIT). Mientras la sesión se desarrollaba nos movilizamos masivamente a las puertas de la legislatura (totalmente vallada). La burocracia sindical, ligada al PJ y los K, no movió un dedo para rechazar un presupuesto de guerra contra los trabajadores. Los “legisladores obreros” rechazaron (sin explicaciones) el Consenso Fiscal pero votaron a favor  las leyes presupuestarias. Ellos son José Pihen (Sindicato de Empleados Públicos) e  Ilda Bustos (Gráficos) del PJ y Franco Saillen (Surrbac, recolectores de residuos), del kirchnerismo. Al día siguiente, frente a la Anses, Pihen debía cerrar el acto contra la reforma previsional: la silbatina generalizada se lo impidió.

Con la sanción de este presupuesto buscan fijar un tope al salario (de 8 a 12%). Intentarán imponer a docentes y estatales de la provincia un 6% dos veces en el año. Con este ajuste, los docentes y estatales cordobeses financiarán con su salario y su jubilación la reducción de impuestos al capital que prevé el pacto fiscal.

También pretenden achicar fuertemente los gastos corrientes; reducir los impuestos al capital, como la reducción de los ingresos brutos, y aumentarlos a los trabajadores. Quieren terminar con los planes sociales como los planes habitacionales para los trabajadores, agravar el vaciamiento de los hospitales y las condiciones de las escuelas. El fuerte recorte en salud y educación es parte ya incluso del propio plan nacional de reforma educativa y de la “Cobertura Universal de Salud” que persigue el sostenimiento privado de la salud y la educación públicas.

La armonización jubilatoria y el Pacto fiscal

Con el acuerdo votado en la Legislatura se va camino a la armonización jubilatoria definitiva, que lejos de empezar con el macrismo fue impulsada antes por el kirchnerismo y desarrollada en grandes cuotas por Schiaretti en sus dos gestiones. Con la armonización desaparece la jubilación provincial. Los aportes extraordinarios de los trabajadores cordobeses son robados; y queda definitivamente en el olvido el 82% móvil, que en Córdoba ya no existe desde la ley 10078 de De la Sota y su continuidad en la 10333 schiarettista.

El presupuesto 2018 expresa un compromiso precario de gobernabilidad de los diferentes partidos patronales para trasladarles a los trabajadores el pago de la deuda y todo tipo de beneficios a los capitalistas. De conjunto, la burocracia sindical del PJ y los K es garante de esa política. 

La jornada de lucha en Córdoba contra la reforma previsional, las movilizaciones encaradas el pasado 6 de diciembre constituyen una fuerte base  para reforzar la lucha contra el ajuste y por una alternativa propia de los trabajadores.  El 19 y 20 de diciembre saldremos a las calles nuevamente.

Compartir

Comentarios