fbnoscript
15 de diciembre de 2017

Indec: el gobierno sigue el camino de Guillermo Moreno

Despidieron a Cinthya Pok porque se negó manipular los datos.

La “renuncia” de Cinthya Pok a su cargo de responsable de las estadísticas que miden los niveles de desempleo, pobreza e indigencia (además, era delegada de ATE), fue producto de la presión oficial, cuyo objetivo es que el organismo pase a ser la misma escribanía gubernamental de la época en que reinaba Guillermo Moreno, quien había despedido a Pok hace diez años porque ella no quiso adulterar los resultados estadísticos.

La propia Pok denunció hoy que estas eran las razones que están detrás de su despido: “Resulta inaceptable –dijo- que irrumpan objeciones técnicas cuando los datos no son convenientes o no dan como los responsables políticos desearían".

La última crisis con la responsable de la Encuesta Permanente de Hogares fue la “queja” del gobernador de San Juan, Sergio Uñac, porque la desocupación de la provincia, medida por el Indec en octubre último, saltó del 4,8 al 9 por ciento.

Luego de una reunión de Uñac con Jorge Todesca, titular del organismo y jefe de Pok, el informe publicado (que abarca a todo el país), decía que los datos de desempleo de San Juan “se encuentran observados”; es decir “en revisión”. Esto porque Pok se habría negado a “corregirlos” para que dieran como querían el macrismo y Uñac.

Pero ésta no es la primera vez que la funcionaria, que había sido repuesta por Todesca el año pasado, cuando el gobierno quiso mostrar un “cambio” respecto de la manipulación del kirchnerismo, fuera presionada porque dio a conocer datos que no resultaron “convenientes”, ahora para el macrismo.

“Pok venía sufriendo presiones para que hiciera modificaciones en las mediciones porque las cifras marcaban, como muchos índices, un mercado de trabajo de estancamiento o pocas mejoras, con la situación más crítica en el Gran Buenos Aires” (Clarín, 14/12/2017).

Tampoco la “renuncia” de Pok es la primera en esta puesta en marcha de la escribanía macrista del Indec. A principios del año pasado y a poco tiempo de asumir, fue desplazada la directora técnica del organismo, Graciela Bevacqua, quien fue reemplazada por Ferndo Cerro, un experto en manipulación de estadísticas… proveniente del kirchenismo.

En ese momento este nombramiento resultó doblemente llamativo, no sólo porque era parte de la banda de Guillermo Moreno, sino porque, además, Alfonso Prat Gay, entonces ministro de Hacienda, anteriormente lo había denunciado por los delitos de fraude en perjuicio de la administración pública, asociación ilícita, peculado, negociaciones incompatibles con la función pública y utilización de información privilegiada con fines de lucro, entre otros delitos.

Este proceso de “disciplinamiento” y “alineamiento” del Indec no puede despegarse de la ofensiva oficial y la crisis económica que están en curso. Los “brotes verdes” del gobierno no crecen por ningún lado y les resulta cada vez más necesario manipular los datos que lo muestran.

La contundencia de los 13,5 millones de pobres que surgen del estudio de la Universidad Católica Argentina (UCA) conocido esta semana, son una muestra de esto.

Además, el gobierno se prepara para la apertura de las paritarias y la actualización de las jubilaciones, ambas vinculadas con la inflación. La manipulación de los datos es la base para preparar una nueva estafa a trabajadores y jubilados.


 

En esta nota:

Compartir

Comentarios